2 sopas con vegetales que debes probar

portada valor 2

1. Sopa de cebollas

Cebollas

La primera de las sopas que debes probar tiene como base los dos tipos de cebolla, pero también se complementa con otros vegetales.

Por sus ingredientes, es perfecta para lidiar con los síntomas asociados a la gripe común en invierno o para cuando te sientes débil.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • Vegetales (¼ de cebolla blanca mediana, 1 calabacín, 1 calabaza, 1 zanahoria, 1 taza de espinacas)
  • Hierbas (2 cebollines, 2 ramas de apio, 2 ramitas de cilantro, 2 ramitas de perejil, 1 cucharadita de hojas de hierbabuena)
  • 2 litros de agua
  • Sal, pimienta y orégano (al gusto)

Preparación

  • Pica todos los vegetales en cubos pequeños. Las hierbas y espinacas deben ser troceadas del tamaño que quieras.
  • En una olla pon a calentar dos cucharadas de aceite de oliva y procede a sofreír la cebolla por un par de minutos.
  • Agrega la zanahoria, el apio y el cebollín.
  • A continuación, añade al sofrito la calabaza y el calabacín.
  • Añade los dos litros de agua y condimenta con sal, pimienta y orégano.
  • Deja cocinar por unos 20 minutos.
  • Prueba que la calabaza, calabacín y zanahoria estén listos. De ser así, agrega el cilantro, el perejil, la hierbabuena y las espinacas.
  • Revisa que la sopa esté bien sazonada y añade sal y pimienta hasta que quede a tu gusto.
  • Retira del fuego y sirve.
  • Si lo deseas, puedes agregarle queso parmesano. Le da un toque de sabor bastante rico.

2. Sopa de pimientos

pimientos

¿Eres un amante de los pimientos? Si no es así, debes saber que estos coloridos vegetales son ricos en vitamina C y antioxidantes.

Además, tienen un sabor muy particular que los hace los favoritos de muchos de nosotros para ensaladas.

En caso de que no te gusten mucho pero quieras obtener sus beneficios, prueba con la segunda de nuestras sopas con vegetales.

Ingredientes

  • Aceite de oliva
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 3 pimientos (verde, rojo y amarillo)
  • 1 puerro
  • 1 calabacín
  • ½ taza de guisantes (70 g)
  • Sal y pimienta negra molida (al gusto)
  • Agua

Preparación

  • Lava todos los ingredientes y córtalos en pequeños cubos.
  • Pon a calentar un poco de aceite de oliva en una olla de buen tamaño y haz un sofrito con la cebolla y el ajo.
  • A continuación, añade toda la verdura troceada y los guisantes.
  • Agrega un poco de sal y mueve para asegurarte de que todos los ingredientes se van cocinando y no se pegan.
  • Cuando esté todo bien cocinado, aparta la olla del fuego.
  • Cubre todo con agua y vuelve a poner a calentar la olla a fuego intenso, hasta que el agua empiece a hervir.
  • Cuando se suelte el primer hervor, baja la intensidad del fuego a la mitad, más o menos. Deja el tiempo necesario para que las verduras queden bien cocinadas y el caldo haya tomado todos los sabores.

Esto puede llevar entre 30 y 40 minutos, aproximadamente, dependiendo del tamaño de las verduras y la temperatura de cocción.

  • Una vez que la sopa esté bien cocinada, comprueba que la sal y la pimienta están en el punto correcto y corrige si hace falta.

Ahora que ya conoces las ventajas de consumir sopas con vegetales estamos seguros de que querrás incluirlas en tu dieta.

Prueba con estas dos opciones y ve creando otras con los vegetales que te gusten.