3 cosas extrañas que tu cuerpo hace mientras duermes

56a8ccab3a10e_crop

Los griegos creían que Hypnos era el dios del sueño, hijo de Nix, la noche, y hermano de Tánatos, el dios de la muerte. Hypnos posaba cada noche un cuerno sobre las cabezas de las personas y éstas caían dormidas. Morfeo, uno de sus mil hijos, era mensajero de los dioses, y el encargado de las imagenes que soñaban los hombres al dormir.

Hoy, la ciencia tiene otras explicaciones para los procesos del sueño y la vigilia. Sin embargo, cuando dormimos aun suceden cosas extrañas, que quizás no conoces o que no sabías por qué te sucedían. Algunas de ellas te sorprenderán.

56a8ccab7946e_crop

Parálisis del sueño

En realidad, la parálisis del sueño no nos ocurre a todos, sino que es el nombre que recibe un fenómeno anormal que sucede cuando tu mente se despierta, pero tu cuerpo todavía no.

Si alguna vez te sucedió que te despertaste pero no podías mover tu cuerpo, e incluso sentías que gritabas y pedías ayuda pero no lograbas que nadie te escuche, esto es lo que te sucedía.

Lo que ocurre es que los músculos de todos se paralizan cuando dormimos, porque de lo contrario podríamos lastimarnos o levantarnos cuando estamos soñando. En general, el cuerpo y la mente despiertan a la vez, pero a veces puede ocurrir con unos minutos de diferencia. La experiencia puede ser muy aterradora.

El sonambulismo es un fenómeno opuesto: el cuerpo no está paralizado, así que responde a órdenes que la mente le da en sueños, pero la persona no está consciente de ello.

56a8ca9424988_crop

Sensación de caer al vacío

A la mayoría de las personas les sucede, con mayor o menor frecuencia, que sienten que están cayendo al vacío, justo antes de quedarse dormidos.

La sensación de caída es percibida por el oído y ocurre cuando el cuerpo siente un cambio en la aceleración. Dentro del oído tenemos un sistema llamado “laberinto”, formado de pasajes y fluidos, que es el responsable detectar si nos estamos cayendo.

Lo que sucede a veces es que, cuando nos vamos quedando dormidos, antes de empezar a soñar, nuestros músculos se relajan, y el cerebro puede decodificar esto como que estamos cayendo, haciéndonos sentir el mismo estado de alerta que si cayéramos de verdad.

56a8ca9471fed_crop

Estrechamiento de la garganta

Mientras dormimos se producen alteraciones en la garganta que disminuyen un poco cuando los músculos se relajan. En algunas personas este estrechamiento dificulta la respiración, y por eso se producen los ronquidos.

En algunos casos puede ser muy fuerte, y se denomina apnea del sueño. Es una afección que debe consultarse con un médico, porque la falta de oxígeno puede ser peligrosa.