3 remedios naturales para calmar la comezón en los senos


Remedios naturales para calmar la comezón en los senos

Una vez que hayas identificado la causa del escozor en los pechos será más sencillo atender y prevenir futuros episodios. No obstante, si ahora padeces esta condición ¿qué puedes hacer al respecto? A continuación te presentamos 3 remedios naturales para calmar la comezón en los senos.

1. Aplica aloe vera

El aloe vera es un gel empleado para tratar numerosos problemas de salud. Sin embargo, se recomienda de manera especial para casos en los que se padezca alguna afección de la piel.

El aloe vera alivia la inflamación, repara e hidrata la piel. Se recomienda su uso como uno de los remedios para calmar la comezón en los senos. ¿Cómo puedes usarlo en estos casos?

Cómo usar el aloe vera

  • Únicamente necesitas una hoja de aloe vera y extraer la pulpa o gel que se encuentra en su interior.
  • Aplícalo directamente sobre el área afectada; espera unos minutos a que seque y repite el procedimiento dos o tres veces al día.

 

2. La miel: hidratante por excelencia

La miel de abeja es un ingrediente natural que ayuda en el cuidado e hidratación de la piel. A pesar de hidratar profundamente, funciona adecuadamente en todo tipo de pieles, incluyendo las más delicadas.

Destaca por sus increíbles propiedades antiinflamatorias. Alivia la irritación e incluso permite curar y cicatrizar heridas, ya que estimula al sistema inmunitario, y es un gran remedio para las heridas y quemaduras. ¿Por qué no lo intentas?

Cómo utilizar la miel

  • La cantidad de miel dependerá de cada caso. No obstante, puedes empezar con media cucharadita y aplicarla con las manos limpias en la zona afectada.
  • Es importante dejar actuar a la miel unos 10 o 20 minutos o, si tienes oportunidad, dejar hasta que seque completamente.
  • Repite la aplicación hasta que las molestias disminuyan.
  • Si no puedes dejar que la miel se seque, retírala con una toalla húmeda y limpia con movimientos suaves. No necesitas aplicar hidratante después. No obstante, esta opción puede variar si tu piel así lo requiere.

 

3. Aceite de ricino

Además de brindar alivio ante la irritación e inflamación, el aceite de ricino es excelente en estos casos por sus propiedades antibacterianas, ya que evita que el área lastimada se infecte. Se utiliza con frecuencia como lubricante de piel, así que es uno de los mejores remedios naturales para calmar la comezón en los senos.

Otros aceites recomendados son:

  • Almendras, el cual hidrata la piel y es perfecto para tratar heridas y cicatrices.
  • Argán, con su insuperable contenido de vitamina E.
  • El de lavanda o el de coco también son muy efectivos para calmar la comezón.

Cómo emplear los aceites

  • Después de lavarte bien las manos,  aplica el aceite de ricino en la región afectada.
  • Si te es posible, realiza un masaje para que las propiedades del aceite tengan un mejor efecto.
  • Esperar a que el aceite sea absorbido por la piel, o bien, retirar el excedente de manera suave.

 

Algunas otras medidas

En primer lugar, se recomienda ducharse con agua tibia, ya que el agua caliente tiende a resecar la piel. La sequedad empeoraría la comezón en los senos.

Por otra parte, algunos productos de limpieza e higiene personal pueden llegar a ser agresivos con la piel, en especial la del tipo sensible. Por ello debes procurar utilizar jabón neutro, sin aroma, con glicerina o del tipo hidratante.

Además, una manera sencilla de incentivar la recuperación de los aceites naturales de la piel de los senos es pasar el jabón por el área, sin restregar en exceso. A la hora de secar, utiliza una toalla limpia; seca el área con toques delicados, evitando frotar los pechos.

 

Conclusiones

La irritación en los pechos puede ser muy molesta y dolorosa, pero esperamos que, con estos consejos, puedas elegir uno o dos de los remedios naturales para calmar la comezón en los senos. El proceso de curación puede demorar algunos días, así que debes ser paciente.

No obstante, en caso que no observes mejoría alguna, debes visitar al especialista, ya que el problema pudiera deberse a algún hongo, cáncer o una infección severa en la piel. No dejes pasar más el tiempo y ponte en marcha. Tu salud es muy importante.