5 mitos de las pastillas anticonceptivas


Hace tiempo conocía a una chica, ya mayor de los 25 años, que creía que las pastillas anticonceptivas causan infertilidad. Aún así aceptó el riesgo y las ha estado tomando desde los 18 años. Con el transcurso del tiempo descubrió que las pastillas NO causaban infertilidad y que mucho de lo que sabía de ellas, era completamente falso.

Y si yo he escuchado información falsa sobre las pastillas anticonceptivos, es muy probable que tú también lo hayas hecho. Y esa información incorrecta es la que sataniza las pastillas para ti y para muchas mujeres allá afuera, dejándolas confundidas con respecto a su sexualidad y a sus cuerpos. ¡Es hora de detener esto!

  1. La pastilla NO causa depresión o desórdenes mentales:

Las primeras pastillas anticonceptivas tenían dosis muy altas de hormonas sintéticas las cuales disminuían la producción de serotonina, un neurotransmisor que ha sido asociado con la depresión. ¡Pero eso fue hace años! Las pastillas de ahora en día tienen menores efectos secundarios. Y hay una gran diferencia entre sufrir depresión y sentirse temperamental.

  1. Tiene sus beneficios, pero también sus riesgos: Las pastillas anticonceptivas incluyen formas sintéticas de las hormonas que nuestro cuerpo produce naturalmente. Para muchas chicas, éstas pueden tener sus beneficios, pero para otras que tienen obesidad, hipertensión o diabetes, se pueden presentar ciertos riesgos. La mayoría de éstos incluyen el riesgo de desarrollar un coágulo de sangre que incrementa las posibilidades de un infarto.
  2. Hay efectos secundarios de largo plazo, pero la mayoría son positivos: Los efectos secundarios de largo plazo usualmente son positivos, y es que tomar la pastilla disminuye el riesgo de un embarazo no deseado, así como ciclos menstruales más ligeros y menos dolorosos. También han sido asociadas con un menor riesgo de desarrollar cáncer de útero, ovarios y colón.
  3. La pastilla NO causa infertilidad: El chiste es que la mayoría de las mujeres tienen que esperar unos 90 días para que la ovulación regular ocurra nuevamente después de tomar pastillas anticonceptivas. Esto obviamente las saca mucho de onda… cuando en realidad es lo más normal, pues el cuerpo está tratando de normalizarse.
  4. No todas se sentirán a gusto con ellas: Los métodos anticonceptivos no son bien recibidos para todas. Mientras que uno puede ser perfecto para una, para otra puede ser una pesadilla. Lo bueno de esto es que hay MUCHAS opciones, y cada una trae sus beneficios y riesgos. Tu mejor opción es elegir aquél que no haga sentir mal y te dé comodidad.