6 beneficios del café frente a diversas enfermedades

Taza-de-café

El café está considerado como una de las bebidas más deliciosas existentes en todo el mundo, pero no solo eso, gracias a su impresionante sabor, es también una de las más consumidas.

A nivel general, las personas la han probado, al menos, una vez en la vida y, aunque muchos no tuvieron química con su sabor o su textura, la gran mayoría despertaron un inmenso amor por esta, convirtiéndola en parte de su rutina diaria.

Como mínimo, un amante del café tiende a beberlo vez al día, especialmente en horas de la mañana, justo para comenzar un buena rutina con el ‘pie derecho’ y buena energía, puesto que esta una de las propiedades presentes en la bebida.

Un líquido tan popular como el café ha llegado a despertar diversos mitos, algunos buenos y otros no tanto, que han llegado a confundir a los simpatizantes más manipulables; de estos, ciertos abandonaron la bebida, otros tomaron el hábito.

Gracias a todas las leyendas elaboradas en torno a esta, la comunidad científica se ha encargado de realizar diversas investigaciones con el fin de desmentir o apoyar todos los rumores.

Con base en estos se ha determinado al café como una bebida completamente saludable para el organismo en general.

Estudios recientes

La Gaceta de Harvard (Estados Unidos) publicó un artículo con una recopilación de los estudios más recientes sobre el café en la que se hacía referencia a sus poderes curativos.

Con base en estos se enumerarán una serie de beneficios posibles gracias a la ingesta del mismo.

1. Prevenir el párkinson

El párkinson es una enfermedad crónica y degenerativa presente en el sistema nervioso, tanto en el periférico como en el central; aunque hay más casos registrados en los adultos mayores, todo el mundo puede padecerla.

El café puede contribuir a la prevención de su aparición, aunque esta depende de la predisposición genética de la persona consumidora de esta bebida.

2. Prevenir el alzhéimer

Esta es una enfermedad similar al párkinson; es degenerativa y afecta al sistema nervioso. La diferencia estriba en que el alzhéimer es de origen mental y produce una disminución de masa cerebral.

Diversas pruebas científicas han señalado al café como una bebida “mágica” frente a esta enfermedad; su consumo regular favorece la prevención y, además, puede llegar a combatir los síntomas tempranos de la demencia.

3. Evitar el cáncer

El organismo se encuentra “minado” por una gran cantidad de células posiblemente cancerígenas. Estas pueden llegar a activarse en muchas personas y provocar cáncer en el órgano o la zona del cuerpo donde reaccionen este tipo de células.

La cafeína presente en el café ayuda a la prevención de diversos tipos de cáncer, tales como el de hígado, el colorrectal, el de piel y uno de los más letales registrados por la comunidad médica como es el desarrollado en la próstata.

4. Proteger al hígado

Entre las múltiples bondades del consumo de café de manera regular sobresale la prevención del cáncer presente en el hígado, por lo que supone un gran aporte a uno de los órganos más importantes del cuerpo.

No obstante, esta mágica bebida no solo nos ayuda a evitar esta enfermedad. Con respecto al hígado en general, también previene la aparición de la cirrosis (una de los padecimientos más comunes de este órgano).

5. Limpiar la boca

La cavidad oral o bucal representa un papel primordial en el organismo. Es la encargada de recibir y triturar el 99 % de los alimentos, nutritivos o no, los cuales van a parar a los principales sistemas del cuerpo.

Aunque recibe alimentos, esta también suele almacenar un gran número de organismos y bacterias causantes de infecciones o enfermedades como la halitosis (mal aliento).

El problema es que estas no son eliminadas adecuadamente por la higiene realizada con el cepillado.

Por suerte, las propiedades de una taza de café fomentan una adecuada higiene, ya que eliminan el mayor porcentaje posible de bacterias, de modo que previenen enfermedades en las encías.

Para lograr estos efectos positivos debe ingerirse totalmente negro.

6. Aliviar el dolor muscular

Este dolor puede aparecer por diversos factores, entre los que destaca el exceso de ejercicio físico manifestados a través del ácido láctico.

Beber dos tazas de café reduce este dolor hasta en un 40 %, por lo que se recomienda su ingesta diaria.