6 reglas de seguridad que le debes enseñarle a tu pequeño

seguridad-pequeño-hijo

A partir de los 4 años tu hijo ya sabrá hablar bien y darse a entender. Seguro ya quiere ser niño grande, más si desde pequeño fue a la guardería o kinder. Por eso muy importante que a esta edad le enseñes reglas de seguridad básicas además de “No hables y nunca te vayas con extraños” que le serán muy útiles cuando salgan y por si algún día, se aleja de ti y las necesita.

1. No moverse de donde se quedó. Si te alejaste por error o se separó de ti, dile que es muy importante que se quede quieto en el lugar donde está para que sea más fácil encontrarlo. Irse más lejos sólo dificultará que lo hagas.

2. No todos los extraños son malos. Sabemos perfecto que le has enseñado reglas de seguridad y que le has dicho hasta el cansancio que no hable con desconocidos, pero no querrás que todos a su alrededor lo vean solo y se enteren que está perdido. Con esto nos referimos a que si llega a perderse o alejarse de ti, puede pedir ayuda a una persona “buena” si tú no llegas, como una mamá que esté con sus hijos.

3. Ayúdale a aprenderse sus datos completos para que en lugar de gritar “mamá”, grite tu nombre.  A esta edad ya debe conocer:

  • Su nombre completo
  • Nombre completo de mamá y papá
  • Teléfono
  • Dirección de casa y ubicar lugares que quedan cerca, como una plaza o tienda que identifique bien

4. Seguridad en la calle. Enséñale cómo cruzar correctamente la calle; quizás creas que es muy pequeño pero debe saber que se hace por las esquinas o puentes peatonales, fijarse en ambos sentidos, esperar semáforos y qué significan sus tres colores; dónde puede ver los nombres de las calles y los tipos de transporte que pasan por ahí para que los identifique.

5. Que nadie toque su cuerpo. Es muy importante que sepa que es suyo y nadie más puede tocarlo sin su permiso enséñale cuáles son sus partes privadas y que absolutamente nadie debe agarrarlas, además de que él no debe hacerlo con otros niños o personas. Dile que los besos y abrazos no son obligatorios y que si se siente incómodo debe decírtelo siempre.

6. Si lo dejas contestar el teléfono, nunca deberá decir que está solo; además no podrá dar sus datos ni los de su familia a personas que no identifique. Pídele que siempre pregunte quién habla y te diga inmediatamente.