Signos de que tu relación terminada aún se puede rescatar


Cobarde no es aquel que sufre por amor, sino aquel que no ama por miedo a sufrir…

Está en la tapa del libro, sufriremos por amor en algún momento de la vida, la cuestión está en saber por quién vale la pena sufrir y por quién no.

Estás en ese momento en que han decidido terminar, pero ambos saben que lo han hecho por no pelearla. Y si aún te faltaban razones para estar segura de que deberías volver a intentarlo, aquí tienes algunos signos de que tu relación terminada todavía puede arreglarse.

#1 Todavía hay amor

Así hayan pasado por las cuestiones más devastadoras, si tu pareja y tú se aman y aún, al menos a veces, lo demuestran, hay grandes chances de que su relación sobreviva.

Así no se digan que se aman, si logran demostrarse el uno al otro con actos que saben que significan “te amo”, la conexión puede reaparecer. Expertos en relaciones afirman que las parejas que salen adelante son aquellas que hacen cosas que saben el otro entenderá como una demostración de amor. ¿Tú sabes cómo decirle te amo sin en verdad decirlo?

#2 Ambos aceptan su 50% de responsabilidad en la crisis

Si uno de los dos está enfocado solamente en qué le hizo el otro, ya es más difícil. Si, sea cual sea la cuestión clave que haya desatado esta distancia entre los dos, ambos pueden aceptar su cuota de responsabilidad, todo puede salir bien con diálogo.

#3 Siguen siendo un equipo

Te pongo el ejemplo de una amiga muy querida. Su pareja compró un auto sin consultarle y quedaron endeudados. Esa cuestión devastó un poco a la pareja, pero ella decidió tomar la actitud de salir juntos del problema y dialogar para que no ocurra a futuro.

Eso de no olvidar que más allá de ser una pareja son un equipo, es lo que hace que una pareja rota pueda arreglarse.

#4 Su gente los entiende y apoya

Hoy en día, todo se sabe con las redes sociales, al igual que todo se aparenta. He escuchado decir que las mujeres de hoy en día, especialmente aquellas que están orgullosas de ser independientes y exitosas, sienten vergüenza de quedarse o pelear por una relación en la que les fueron infieles.

Si tú o tu pareja no se dejan influenciar por el qué dirán y saben lo que hay entre ustedes y, además, la gente que los rodea no los envenena con comentarios negativos y entiende sus sentimientos, tienen mucha suerte.

#5 Ambos quieren que funcione, de verdad

Si tu pareja no te escucha, se niega a cambiar o invertir, al menos, algo de su energía en recomponer la relación y no está dispuesto a trabajar nada, será mejor que sigas tu camino.

Pero si ves que ambos quieren, desean salir adelanten, están dispuestos a cambiar lo que no les está cerrando o a perdonar y continuar, entonces ya tienes recorrida la mitad de camino. ¡No te rindas y lucha por lo que te hace feliz!

¿Cuántas de estas señales de que una relación terminada aún puede arreglarse encuentras en la tuya?