Síndrome de Bassen-Kornzweig


Es una enfermedad hereditaria poco frecuente. La persona es incapaz de absorber por completo las grasas de la dieta a través de los intestinos.

Causas

El síndrome de Bassen-Kornzweig es causado por un defecto en un gen que le ordena al cuerpo producir lipoproteínas (moléculas de grasa combinadas con proteína). El defecto le dificulta al cuerpo digerir apropiadamente grasa y vitaminas esenciales.

Es un trastorno autosómico recesivo que afecta con más frecuencia a los hombres.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dificultades de equilibrio y coordinación
  • Curvatura de la columna vertebral
  • Disminución de la visión que empeora con el tiempo
  • Retardo en el desarrollo
  • Retraso en el crecimiento en la infancia
  • Debilidad muscular
  • Mala coordinación muscular que por lo general se desarrolla a partir de los 10 años de edad
  • Protrusión del abdomen
  • Dificultad en el habla
  • Anomalías fecales, incluso deposiciones grasas que aparecen de color pálido, heces espumosas y heces de olor anormalmente fétido

Pruebas y exámenes

Puede haber daño a la retina del ojo (retinitis pigmentaria).

Los exámenes que se pueden hacer para ayudar a diagnosticar esta afección incluyen:

  • Examen de sangre para apolipoproteína B
  • Exámenes de sangre para buscar deficiencias vitamínicas (vitaminas liposolubles A, D, E y K)
  • Malformación en “equinocitos” de los glóbulos rojos (acantocitosis)
  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Análisis del colesterol
  • Electromiografía
  • Examen ocular
  • Velocidad de conducción nerviosa
  • Análisis de muestra fecal

Puede haber disponibilidad de pruebas genéticas para las mutaciones en el gen MTP.

Tratamiento

El tratamiento involucra grandes dosis de suplementos vitamínicos que contengan vitaminas liposolubles (vitamina A, vitamina D, vitamina E y vitamina K).

Igualmente, se recomiendan suplementos de ácido linoleico.

Las personas con esta afección deben hablar con un nutricionista. Se necesitan cambios en la alimentación para prevenir problemas estomacales. Esto implica:

  • Limitar la ingesta de grasa de 5 a 20 gramos por día.
  • No comer más de 5 onzas (140 gramos) de carne magra, pescado o aves por día.
  • Usar leche descremada en vez de leche entera.

Los suplementos de triglicéridos de cadena media se toman bajo la supervisión de un proveedor de atención médica. Se deben usar con precaución, debido a que pueden ocasionar daño hepático.