Albert Casals, el adolescente que recorrió el mundo en silla de ruedas

575586cae5648_crop

Albert Casals es un joven español que tiene ya casi 25 años, y está recorriendo el mundo desde los 15, con poco dinero y haciendo autostop.

Eso ya es una gran historia, porque no son muchos los que emprenden una aventura así en la adolescencia. Pero además, Albert sorprende al mundo porque viaja en silla de ruedas.

Cuando tenía 5 años, fue diagnosticado con leucemia. Y aunque sobrevivió y logró recuperarse, el tratamiento con quimioterapia dañó sus piernas, impidiéndole caminar.

A algunas personas, las limitaciones físicas las bloquean, o desaniman demasiado. A él, sin embargo, no se le ocurrió que no poder caminar fuera un impedimento para hacer cualquier otra cosa.

575586cbdb3e9_crop

Así que cuando a los 15 años descubrió que quería viajar por el mundo, le contó el proyecto a sus padres, que lo apoyaron, y salió con solo 100 dolares a recorrer Grecia, Francia e Italia por un mes.

Antes de animarse a viajar solo, Albert había salido de España una sola vez con su padre, en una excursión a Bruselas que fue como una práctica para su aventura. Sin embargo, ahora dice que todo lo que hay que saber para viajar, se aprende en el camino.

Apenas comenzó el viaje, Albert supo que cuando el mes se acabara, todavía no querría regresar. Así que, cuando su pasaje de tren ilimitado por un mes expiró, y sus 100 dolares se acabaron, se las arregló para continuar viajando dos meses más, esta vez sin dinero y sin una ruta definida.

575586cc0b60b_crop

Para solventar el viaje, Albert consiguió algo de dinero haciendo trucos de magia y pequeños trabajos, pero sobre todo hizo amigos que lo ayudaron, lo hospedaron en sus casas y compartieron todo con él.

Albert regresó a su casa en España luego de tres meses, pero ya había decidido que viajar sería su modo de vida. Al poco tiempo, partió a Asia con el pasaje más económico que encontró.

Desde ese momento, Albert no paró de viajar. Recorrió América Latina y su siguiente destino fue África. Pero regresó de ese viaje a España porque se había enamorado de una chica en Barcelona.

57558735ed5e2_crop

Algunas cosas cambiaron desde entonces. Por ejemplo, su pelo, siempre azul, ahora es rojo. Pero no cambió su espíritu aventurero y sus ganas de demostrar que todo es posible, y que una silla de ruedas nunca fue para él un obstáculo, sino una herramienta para alcanzar todo lo que siempre soñó.