Alimentos que cuidan a tu corazón

Alimentos-buenos-para-el-corazón

Las grasas insaturadas son las que llamamos “grasas buenas”, ya que ayudan a cuidar el corazón.

Los cereales integrales y la fruta, como el muesli y las fresas, son una excelente fuente de fibra dietética. Un estudio publicado el año pasado examinó a 1.300 hombres de más de cuarenta años y concluyó que por cada diez gramos adicionales de fibra al día se reduce un 17% el riesgo de padecer una afección cardiaca.

La fibra soluble es especialmente importante para la salud del corazón porque disminuye las LDL, o “colesterol malo“, arrastrándolo del torrente sanguíneo. La fibra insoluble ayuda a mover la comida a través del aparato digestivo. Ambas desempeñan una tarea importante, por lo que conviene que ingieras una buena mezcla.

Salmón

Es una de las mejores fuentes de ácidos grasos omega-3, la central energética de los lípidos poliinsaturados. Los omega-3 no sólo reducen los niveles de colesterol “malo” (LDL) e incrementan los del “bueno” o HDL, además protegen frente a arritmias cardíacas que pudieran desembocar en un repentino fallo del corazón. También mantienen las arterias flexibles, regulan la presión arterial y reducen los triglicéridos.

Aguacate, aceite de oliva y almendras
Evitar estos alimentos por su alto contenido graso supone perder nutrientes cadiosaludables. Debes sustituir grasas malas por buenas.

Evita las grasas que bloquean las arterias, como las saturadas (carnes grasas, piel de pollo y salsas) y trans (en margarina y bollería), y escoge todo tipo insaturadas, que contienen ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados (los aguacates, las almendras y el aceite de oliva son ricos en éstos). Los estudios demuestran que cuando la grasa monoinsaturada reemplaza a la saturada o la trans, se aumentan los niveles del colesterol HDL (“bueno”) y descienden los del colesterol LDL (“malo”).