Aprende a exfoliar tu piel de forma natural con estos 5 tratamientos caseros

portada valor exfoliante 2

1. Tratamiento exfoliante de cáscaras de naranja

ralladura-naranja-500x334

Las cáscaras de naranja están llenas de antioxidantes y aceites naturales que, además de exfoliar a profundidad, regulan el pH cutáneo para prevenir la aparición de imperfecciones.

Su uso regular limpia los poros obstruidos y controla la aparición de manchas y granos de acné.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ralladura de piel de naranja (10 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen (16 g)

Preparación

  • Ralla la cáscara de una naranja hasta obtener el equivalente a una cucharada y, en seguida, combínala con aceite de oliva.
  • A continuación, aplica el producto sobre el rostro limpio, asegurándote de hacer suaves movimientos circulares para eliminar las células muertas.
  • Deja que los ingredientes actúen 10 minutos y enjuaga.
  • Úsalo hasta 2 veces a la semana.

2. Tratamiento exfoliante de aceite de coco y sal marina

La mezcla de aceite de coco con sal marina nos brinda un exfoliante corporal que, tras absorberse, promueve la desintoxicación de la piel.

Sus ácidos grasos no alteran la producción natural de aceites de las glándulas sebáceas y, en lugar de esto, ayuda a combatir la sequedad.

Por su parte, la sal marina le brinda minerales esenciales a la dermis y, a su vez, remueve las células muertas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico (15 g)
  • 1 cucharadita de sal marina (5 g)

Preparación

  • Incorpora los dos ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta espesa.
  • Frótalo sobre las áreas que deseas exfoliar y deja que sus compuestos actúen durante 15 minutos.
  • Enjuaga y repite el tratamiento una vez a la semana.

3. Tratamiento exfoliante de avena y leche

avena-500x378

El exfoliante casero de avena y leche es una buena opción para aquellos cuya piel sufre de exceso de producción de grasa.

Ambos ingredientes regulan el pH cutáneo y, gracias a esto, ayuda a minimizar la producción de sebo.

De paso, es una solución efectiva y suave para eliminar las células muertas y otros desechos que se van quedando retenidos en los poros.

Ingredientes

  • 1 cucharada de avena (10 g)
  • 4 cucharadas de leche (40 ml)

Preparación

  • Humedece la avena con las cucharadas de leche y, tras obtener una pasta, frótala sobre la piel con suaves movimientos circulares.
  • Deja que actúe de 5 a 10 minutos y enjuaga.
  • Úsala hasta 3 veces a la semana.

4. Tratamiento exfoliante de uvas y miel

Las uvas contienen una sustancia conocida como ácido tartárico que, además de eliminar la piel muerta, ayuda a frenar los daños ocasionados por los radicales libres.

Su combinación con miel de abejas nos ofrece un tratamiento exfoliante para renovar el cutis y evitar la aparición prematura de signos de la edad.

Ingredientes

  • 6 uvas maduras
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

Preparación

  • Tritura las uvas con la ayuda de un tenedor y mézclalas con la miel.
  • Toma la cantidad necesaria del producto y frótala sobre el rostro, el cuello y el escote.
  • Realiza suaves movimientos circulares para facilitar la exfoliación y espera que actúe durante 5 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso 2 veces a la semana.

5. Tratamiento exfoliante de pepino y miel

exfoliante-de-pepino-500x468

El pepino es un vegetal refrescante que, por su alto contenido de antioxidantes y agua, le brinda múltiples beneficios a la piel.

Sus compuestos activos regulan la producción natural de aceites y, de paso, crean una barrera protectora contra las agresiones del sol y las toxinas.

En este caso potenciamos sus efectos con las propiedades de la miel, un ingrediente emoliente e hidratante que también ayuda a renovar el cutis.

Ingredientes

  • ½ pepino
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

Preparación

  • Licúa medio pepino hasta obtener una pasta espesa.
  • Mézclalo con la miel y, tras formar una crema, aplícala en las áreas de la piel que deseas exfoliar.
  • Deja que actúe 10 minutos y enjuaga.
  • Úsalo una vez a la semana.

¿Lista para consentir tu piel en casa? Como puedes notar, no tienes que gastar grandes sumas de dinero para hacer tus propios productos exfoliantes.

Elige la receta que más te llame la atención y aplícala de forma regular para notar tu piel más suave y sana.