Beneficios de la bici fija para los corredores

spinning-entrenamiento

No nos podemos engañar. La mejor forma de que un corredor trabaje la potencia de su tren inferior y al mismo tiempo no pierda capacidad aeróbica es un trabajo de este tipo.
Como todo proceso de trabajo muscular, éste es un entrenamiento de hipertrofia, pero requiere de un cierto periodo de tiempo de continuo trabajo para empezar a ver resultados.
Realizando los ejercicios sin excederse en las cargas o los tiempos no tienes por qué percibir un aumento de volumen, aunque sí de fuerza.
Aprende-a-ponerte-en-forma-con-una-bicicleta-estacionaria
Aumentar la potencia o la masa muscular de nuestras piernas no significa que olvidemos rodar con más intensidad, de esta manera podremos funcionar a una velocidad crucero mayor sin necesidad de matar la “chispa”.
Por eso, es recomendable acompañar el trabajo más intenso con rodajes más ligeros. Pedaleando de pie se puede desarrollar más la carga, pero no es una posición demasiado cómoda para trabajar durante mucho tiempo.
spinning
El cansancio que pueden sufrir las rodillas debido al peso continuado disminuirá si las trabajamos en “posición sentado”. Una correcta colocación del sillín será la que nos moleste menos y nos permita centrarnos más aún en la fuerza a realizar.
TRES FORMAS DE ENTRENAR

Combinando distintos tipos de intensidad a diferentes duraciones obtenemos un entrenamiento comparable al de series cuando corremos. Realizar este tipo de trabajo es el más efectivo de cara a obtener una mayor potencia sin dejar de lado el esfuerzo aeróbico.

Los intervalos más beneficiosos son los que llegan a alcanzar el umbral anaeróbico sin agotar nuestro físico. El fartlek debe realizarse cuando sobre nuestras piernas hayamos acumulado una buena carga aeróbica.

Combinar la intensidad, la resistencia y la velocidad puede darnos múltiples opciones para trabajar aspectos concretos de nuestro físico; además, ayuda a trabajar potencia, resistencia y ritmo.

bicicorredores1

FARTLEK

Combinando distintos tipos de intensidad a diferentes duraciones obtenemos un entrenamiento comparable al de series cuando corremos. Realizar este tipo de trabajo es el más efectivo de cara a obtener una mayor potencia sin dejar de lado el esfuerzo aeróbico.

Los intervalos más benéficos son los que llegan a alcanzar el umbral anaeróbico sin agotar nuestro físico. El fartlek debe realizarse cuando sobre nuestras piernas hayamos acumulado una buena carga aeróbica.

Combinar la intensidad, la resistencia y la velocidad puede darnos múltiples opciones para trabajar aspectos concretos de nuestro físico; además, ayuda a trabajar potencia, resistencia y ritmo.