Beneficios de las semillas de chía


Los alimentos que son altos en fibra, como lo son las semillas de chía, ayudan a mantener la sensación de saciedad por más tiempo y son generalmente más bajos en calorías que otros alimentos. Así, el aumento de la ingesta de fibra y, en general, las dietas altas en fibra, han demostrado ayudar sustancialmente a perder peso.

Las semillas de chía previenen las enfermedades cardiovasculares

Diversos estudios internacionales han demostrado que las semillas de chía reducen la presión arterial y los niveles de colesterol. Así, por ejemplo, un macro estudio que revisó los resultados de 67 investigaciones diferentes concluyó que incluso 10 gramos al día de esta planta originaria de América Central, reducía los niveles de LDL (o colesterol dañino), así como el colesterol total de los participantes.

Además, estudios recientes han demostrado que la fibra puede incluso jugar un papel clave en la regulación del sistema inmune y la inflamación y, en consecuencia, disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer y obesidad. Estos sólo son algunos beneficios de las semillas de chía, pues entre ellos también está que sirve para potenciar tu cerebro.

Por eso, The Food and Nutrition Board of the National Institute of Medicine recomienda que los hombres menores de 50 años tomen 38 gramos al día y las mujeres menores de 50 años 25 gramos al día.