Cada cuánto se debe cambiar el cepillo dental


Bien mentirosos nos ponemos la mayoría de los pacientes cuando el dentista nos pregunta si nos lavamos los dientes después de cada comida o si hemos cambiado nuestro cepillo con regularidad.

Y es que en alguna parte recóndita de nuestra conciencia sabemos que no estamos haciendo lo correcto. Como mínimo, deberíamos lavarnos los dientes 2 veces al día y cambiar nuestro cepillo cada 3 meses.

¿Por qué? Un cepillo de dientes tiene un tiempo determinado de vida y uso. Como es nuestro mejor aliado para combatir la placa bacteriana, entre sus cerdas y el mango acumula gran cantidad de bacterias, por lo que se hace indispensable cambiarlo con la regularidad que tu dentista recomiende, que casi siempre es cada 3 meses.

dental_03

Los cepillos más usados son los de cerdas suaves y puntas redondeadas, ya que no dañan las encías ni el esmalte de los dientes. Pero suelen durar menos que los de cerdas más duras.

Así es que, cada vez que estés frente al mostrador de cepillos de dientes y te digas “Compraré uno nuevo la próxima vez” o “Las cerdas están un poco gastadas pero el mango todavía sirve”, ¡arrepiéntete! y recuerda que la FDI (Federación Dental internacional) reconoce que un cepillo nuevo es hasta un 85% más eficiente.

No hay excusas. Cambia tu cepillo dental al menos cada 3 meses y notarás cómo mejora tu higiene y salud bucal.