Cáncer de mama: ¿Qué es el maquillaje oncológico?

MaquillajeOncologico

El maquillaje oncológico es una buena opción para enfrentar las secuelas físicas del cáncer

Por Susana Carrasco

Durante un tratamiento de cáncer de mama el cuerpo experimenta muchos cambios, sobre todo en el aspecto físico, los cuales pueden afectar el estado de ánimo de la paciente. Sin embargo, hay un nuevo concepto que podría cambiar esta situación: el maquillaje oncológico.

Aunque pueda parecer algo superficial, no lo es. El aspecto físico o la forma en que nos sintamos al mirarnos al espejo tiene repercusiones en cómo se le hace frente a la enfermedad.

Consejos para hacer un maquillaje oncológico

Lo primero que debes tomar en cuenta es que los tratamientos oncológicos debilitan el sistema inmune, por lo que hay que tener especial cuidado en los productos que se usen para maquillarse.

Es esencial que uses un gel antibacterial después de haber estado en el metro, microbús o taxis, porque si tu piel está reseca por las quimioterapias, puede partirse y permitir que entren bacterias a tu cuerpo, causando una infección.

Lo ideal es que elijas maquillajes y productos diseñados para piel sensible porque podrías ser susceptible a aromas o ingredientes ásperos que resecan tu piel, como el alcohol.

Debes lavarte las manos muy bien antes de maquillarte y cambiar los productos y utensilios como brochas y esponjas para maquillar de forma regular.

Recuerda que es muy importante que no compartas maquillaje o productos con otras personas. Lo mejor es que utilices algodón desechable, cotonetes y esponjitas que puedas tirar a la basura después de usar.

Cómo hacer un maquillaje oncológico 

Ahora que ya tienes todo lo anterior listo, puedes empezar a maquillarte.

Primero la piel

Los tratamientos de radiación y las quimioterapias, resecan y decoloran tu piel, así que es de gran ayuda que empieces por colocarte una base de maquillaje, preferentemente del tono saludable de tu piel. Esto te ayudará a cubrir imperfecciones y prevenir escamillas evidentes.

No debes olvidar el protector solar de al menos una protección SPF 15. Usa productos especiales para la cara para evitar que se tapen los poros.

Si tu piel luce amarillenta y con manchas, usa una base medio tono más clara para lograr una apariencia fresca y radiante. Hay cremas en tonos verde, lavanda y amarillo que se aplican antes de la base y ayudan a iluminar la piel; el verde neutraliza la piel rojiza y el lavanda la piel amarillenta.

Para las mejillas

El rubor ilumina la piel pálida, amarillenta o agotada y puede hacer que tu rostro se vea sano y vibrante. La presentación en crema es una mejor opción que el rubor en polvo pues el polvo se acumula en las arrugas y resalta la piel reseca.

Para las cejas

Sabemos que las cejas pueden caerse debido a la quimioterapia pero con un buen maquillaje oncológico, esto no tiene que ser un problema.

Escoge un lápiz o polvo para cejas de un color igual al de tu cabello natural o al de tu peluca. Si el color no es exacto, escoge un tono más claro y no uno más fuerte.

Tatuarse las cejas después de que te hayan diagnosticado cáncer no es una buena idea ya que corres el riesgo de contraer una infección porque tu sistema inmunológico está debilitado.

Para las pestañas

Las pestañas postizas han mejorado mucho en los últimos años  y puedes encontrarlas más delgadas, más livianas, más cortas y más fáciles de pegar. Existen dos tipos básicos: las que vienen en una tira o las individuales.

Las que vienen en tira son la solución más rápida, sólo compra un conjunto de pestañas en tu color natural y recórtalas al tamaño que prefieras. Las pestañas individuales debes usarlas cuando tengas tiempo para aplicártelas pero valdrá la pena porque te dan un efecto mucho más natural.

Para los labios

Es importante que mantengas tus labios bien humectados para evitar que se partan o se resequen por la quimioterapia y/o la radiación.

Escoge labiales cremosos y humectantes en vez de fórmulas duraderas sin brillo que pueden acentuar y empeorar la resequedad. Algunas marcas tienen colores intensos pero favorecedores y naturales en fórmulas cremosas y humectantes.

No olvides que los labios también requieren protección solar, así que escoge productos con protección SPF 15 o más alta.

Ya lo sabes, no hay ningún impedimento para resaltar tu belleza y sentirte segura a cada momento.

MaquillajeOncologico (2)