Cómo cuidar un bonsái


Cuidar y mantener un bonsái no es una tarea tan simple como pudiera parecer, de hecho se trata de un arte milenario con casi 2000 años de antigüedad que se originó en el seno de los monjes taoístas de China. Era considerado un hobbie para la clase privilegiada ya que este árbol representaba un puente entre la tierra y el cielo, y su buen estado garantizaría la vida eterna. Aunque hoy en día su significado original se ha perdido, son muchos los que desean tenerlo en casa, por eso en unComo.com te damos algunos consejos para que sepas cómo cuidar un bonsai.

1. Debes saber que el bonsai es una de las plantas más delicadas que puedas encontrar, pues son muy sensibles ante los cambios de luz, frecuencia en el riego, el aire, entre otros factores, por lo que si quieres mantenerlo hermoso deberás dedicarle tiempo

2. El riego debe hacerse cuando la tierra comienza a secarse, sin esperar que lo haga por completo de lo contrario la planta podría sufrir daños. Al regar no puedes dejar la tierra encharcada, debe quedar húmeda
3. Debes estar muy pendiente del estado de la tierra del bonsai para darle agua, en épocas de frío puede que no necesite riego en un par de días, sin embargo en climas calientes y si está expuesto al sol podría necesitar agua dos o tres veces diarias, por ello la atención y el cuidado son vitales.
4. El abono es necesario para que el bonsai crezca de manera saludable, se recomienda abonar en pequeñas cantidades durante la primavera y hacerlo de una manera más intensa en el otoño. Durante el verano y el invierno no hace falta realizar este proceso

5. Para esta tarea utiliza abono orgánico especial para bonsais, infórmate al respecto con un especialista
6. Gracias a que la tierra se agota y comienza a necesitar más cuidados de riego, cada dos o tres años es conveniente trasplantar el bonsai a una nueva maceta, podando hojas y raíces en el proceso. Esto es necesario para renovar el suelo de la planta, pero es un proceso delicado que se realizará en distintos momentos dependiendo de la especie, por ello es útil que te informes al respecto según el bonsai que tengas en casa.
7. Esta planta también requiere de ser podada, cortando sus hojas y ramas e incluso sus raíces durante el trasplantado. Este proceso es muy importante pues ayudará a fortalecer tu bonsai.
8. El bonsái no es una simple planta de jardín, requiere de muchos cuidados y atenciones, por lo que es conveniente no solo conocer el arte de su mantenimiento, sino además tener el tiempo para hacerlo, pues aunque es una actividad muy relajante no se trata de una tarea sencilla

9. A continuación vamos a contarte cómo trasplantar un bonsai:

En otoño, se recomienda que solo realicen el trasplante del bonsai las personas expertas en el tema, ya que es necesario detectar cuando el árbol paró su crecimiento radicular. Si bien decidimos realizarlo en esta época y tenemos dudas, lo mejor es hacerlo bien entrado el otoño. Si nunca hemos realizado un trasplante, lo mejor es hacerlo durante la primavera, este período de tiempo alcanza desde mediados de invierno hasta el final de la misma, justo antes de que comiencen a hincharse de nuevo la yemas.