Cómo eliminar manchas oscuras en las axilas de forma natural

Sin título-2

Las axilas son una parte de nuestro cuerpo que, por lo general, no solemos cuidar como otras. Una de las razones es que la mayor parte del tiempo no se encuentran a la vista; y otra puede ser también que, al ser una de las áreas que más sudan, pueden generar desagrado o molestia. Sin embargo, las axilas tienen una función muy importante para nuestro cuerpo, porque a través de ellas nuestro cuerpo se deshace de las toxinas.

El poco o mal cuidado de las axilas, así como otras condiciones de la piel o de salud en general, pueden hacer que aparezcan manchas más oscuras. Por ejemplo, al afeitarse, la piel se irrita y corta, y se vuelve más susceptible a los cambios de color. También, muchos desodorantes, especialmente los que contienen fragancias o son antitranspirantes, pueden provocar manchas. A veces, incluso, razones mucho más simples como la acumulación de células muertas también puede volver el tono de la piel de las axilas más oscura.

En esta nota podrás aprender cómo disminuirlas de manera natural para que no te avergüencen pero tampoco dañes tu cuerpo al intentar eliminarlas.

Truco con yogur

58543617888a3_crop

El yogur, además de ser un alimento, tiene propiedades que lo hacen un ingrediente clave para la cosmética. Sus vitaminas y ácidos grasos ayudan a mejorar la piel y minimizan la pigmentación de las zonas oscurecidas.

Para aprovechar sus propiedades, aplica 2 cucharadas de yogur sobre las zonas oscuras, espera de 15 a 20 minutos y retíralo con agua. Seca y aplica desodorante (en lo posible, natural).

Si aplicas limón justo después del yogur, potenciarás aun más este truco.

Truco blanqueador con limón

58543617ad5fc_crop

El limón es un blanqueador natural por excelencia. Para aplicarlo, solo debes frotar un poco de limón o su jugo en tus axilas (si es que éstas no se encuentran irritadas). Luego, debes evitar el sol y el desodora

Truco exfoliante

58543617cc352_crop

Si la causa de las zonas más oscuras en tus axilas es la acumulación de células muertas, puedes resolverlo haciendo un exfoliante casero con una cucharada de aceite de coco y una cucharadita de bicarbonato de sodio. El aceite humecta la piel y el bicarbonato, además de eliminar las células muertas, te ayudará a deshacerte de las bacterias que muchas veces producen mal olor.

Aplícalo de 1 a 3 veces por semana.

Truco con patata

58543b1f1e282_crop

Las patatas también son un blanqueador natural que puede ayudarte a disminuir el oscurecimiento de las axilas. Para aprovechar sus propiedades, corta una patata y ponla en la procesadora. Conserva el jugo en un recipiente en el refrigerador y aplícalo con un algodón. Déjalo por una hora y enjuaga con agua tibia.

De todas formas, ten paciencia; estos trucos no son mágicos, pero no hay duda de que son mucho más saludables para tu piel.