Cómo mantener sanos tus pies


Carnosidades y callos

Aparecen cuando: hay mucha presión o fricción en el pie, a menudo debida al uso de zapatos apretados o a una deformidad, como el pie de martillo.

Cómo tratarlos: una o dos veces por semana frota muy suavemente el área con una piedra pomez hasta que la pielcomience a tomar un tono rosado. Continúa con una crema específica para suavizar las callosidades. Si las capas son muy gruesas, un podólogo las podrá recortar.

Uñas encarnadas

Aparecen cuando: las uñas no se recortan adecuadamente o usas zapatos tan apretados que las uñas crecen anormalmente.

Cómo tratarlas: remoja el pie en agua limpia y tibia cuatro veces al día y lava el area afectada dos veces al día con agua y jabón.  Mantén tus pies limpios y secos el tiempo restante. Visita a un medico si la situación ni mejora en tres días.

Hongos

Aparecen cuando: los hongos penetran en cortes pequeños de la piel o “se cuelan” por esta durante una picadura demasiado agresiva.

Como tratarlos: visita a tu doctor, podría recetarte una medicina para eliminar y prevenir futuras infecciones. Mantén tus pies secos, nunca camines descalza en sitios públios, al hacerte pedicura asegúrate que tu salón esterilice los instrumentos.