Cómo usar una patata para iluminar una habitación por 40 días

5776c8b683c53_crop

Tal vez hayas escuchado hablar de biocombustibles, de energía eléctrica producida a partir de desechos orgánicos o de bioenergía. Estos conceptos pueden sonar novedosos, pero lo cierto es que hace décadas que se conoce que ciert

os alimentos ácidos o con gran contenido de potasio pueden generar energía, y no solo eso, sino que pueden hacerlo de manera suficiente para hacer funcionar artefactos eléctricos.

En algunas escuelas se proponen experimentos a los estudiantes para que comprueben cómo los alimentos producen electricidad. El más común es el que hace encender una lámpara con una patata, aunque no suele funcionar durante más que unos segundos.

Sin embargo, hay quienes están investigando para volver este procedimiento más eficiente y aseguran que una sola patata sería suficiente para mantener encendida durante 40 días una bombilla LED.

Haim Rabinowitch, de la Universidad Hebrea de Jerusalén en Israel, trabaja hace años en la creación de un dispositivo para la extracción de la energía  almacenada en los tubérculos, y asegura que si se cuece la patata por 8 minutos y se corta en trozos, mantener una bombilla encendida con ella por 40 días es perfectamente posible.

Materiales

5776c8b6c292a_crop

  • 2 papas o patatas pequeñas o una grande cortada en dos.
  • 2 varillas de cobre (pueden ser monedas)
  • 3 cables de cobre
  • 2 varillas de zinc (pueden ser clavos)
  • 1 bombilla pequeña de 1.5 v o un reloj que funcione con una pila pequeña.

Procedimiento

1. Enrolla un cable de cobre en cada una de las varillas de cobre.

2. Entierra cada una de ellas en una patata.

3. Enrolla una varilla de zinc con el tercer cable y encájalo en una de las patatas.

4. Toma la punta del cable de la varilla de cobre enterrada en esta papa y enróllalo en la otra varilla de zinc.

5776c8b71c510_crop

5. Entierra esta última vara de zinc en la otra patata.

6. Toma las dos puntas de cable que quedan sueltas (ten cuidado de no tocar el cobre) y haz contacto con la bombilla eléctrica.

7. ¡Se hará la luz!

¿Cómo funciona?

5776c8b7bdea2_crop

La patata y el limón no producen electricidad en sí, sino que contienen ácido ascórbico. Este componente, al juntarse con un electrodo de cobre y otro de zinc, hace que los electrones pasen de un lado a otro usando el ácido ascórbico como puente.

Esto se conoce como  una reacción “redox”, y es capaz de encender y mantener funcionando artefactos eléctricos.

¿Por qué no utilizamos patatas para producir energía?

Según Rabinowich, para que utilicemos las patatas para producir energía de forma masiva tan solo hace falta investigación y difusión.

El especialista señala que muchas personas cuestionan éste y otros métodos para producir energía a partir de alimentos (como el biodiésel) reclamando que con tanta hambre en el mundo no sería adecuado utilizar comida con otro fin que no sea la alimentación. Su respuesta es que la producción de patatas para destinarse a la electricidad no necesariamente encarecería el costo de los alimentos, y que, al contrario, podría ser útil para hacer llegar la electricidad a zonas sin acceso.

“Es alimentación de bajo voltaje, pero es suficiente para construir una batería que puede cargar los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles en lugares donde no hay red eléctrica”, explica Rabinowitch.

El costo de este tipo de energía podría ser de $9 dolares por kilovatio-hora, mientras que el de una batería alcalina AA de 1,5 voltios puede ser 50 veces mayor.