Consejos para los ojos cansados

Sin título-1

Tener en cuenta ciertos consejos para los ojos cansados es muy importante para nuestra salud ocular. La mayoría de nosotros en algún momento del día, nota los ojos cansados. Todo es consecuencia de haber estado durante un rato prolongado leyendo, escribiendo o trabajando con el ordenador.

Realizar trabajos que requieran fijar bastante tiempo la vista en un punto fijo, o el uso de lentillas, son algunas de las causas que pueden agudizar este cansancio.

¿Qué tipo de consejos para los ojos cansados podemos tener presentes cuando sentimos ese malestar mientras realizamos alguna tarea?

  • Es conveniente que cuando llevemos mucho rato trabajando en algo, o haciendo una misma actividad, desviemos la mirada unos minutos de aquel punto donde la tenemos fijada (pizarra, libro, ordenador) y parpadeemos unas cuantas veces seguidas.

Esto refrescará nuestros ojos, ya que muchas veces, sin darnos cuenta, estamos bastante tiempo sin parpadear, debido a la fijación de nuestra vista en algo concreto. La consecuencia de esto es que los ojos se resecan y pueden empezar a picar.

  • También es recomendable que, cuando trabajemos con el ordenador, y llevemos mucho rato delante de él, desviemos la mirada hacia el horizonte durante unos minutos. Es preferible que sea delante de una ventana o balcón, pero si estamos por ejemplo en una biblioteca, puede hacerse dirigiendo la mirada hacia el fondo de la sala. Permanecer unos minutos mirando el infinito nos ayudará a relajar nuestros ojos, y también nuestra cabeza.
  • Un ejercicio fácil y rápido cuando sentimos que nuestros ojos están cansados o resecos durante una actividad es el siguiente:

Nuestros ojos son músculos, por lo que si los “estiramos” un poco como hacemos con otros músculos cuando los sentimos contraídos, conseguiremos que estén más relajados y flexibles.

 ojos-cansados

Cerramos los ojos y mientras los mantenemos así movemos la pupila hacia la derecha hasta donde podamos. En este punto, intentamos forzar un poquito más para que el músculo se estire. Volvemos a llevarlas al centro, y repetimos la operación mirando hacia la izquierda. Las llevamos de nuevo al centro, y repetimos mirando hacia arriba, después hacia el centro, y luego hacia abajo, aguantando en cada posición unos 7 segundos, siempre con los ojos cerrados. Volvemos a abrirlos, y ya estaremos listos para continuar con nuestro trabajo.

Estos pequeños sencillos consejos para los ojos cansados te ayudarán a mantener tus ojos más frescos y descansados durante el día. Cuidar nuestros ojos y nuestra visión es algo muy importante, por eso no podemos dejarlo pasar de largo.