Consejos para tener un cerebro sano

portada valor cerebro

1. Aliméntate de manera adecuada

apio-manzana-verde-ensalada

Pocas son las personas que ven la relación entre el cerebro y el sistema digestivo, por lo que no siempre ven cómo se pueden ver afectados por las malas decisiones al elegir alimentos.

La realidad es que el cerebro se ve sumamente afectado por todo lo que comemos. Por ello, necesitas alimentarte bien para poder tener un cerebro sano.

Debes entender que, cada vez que alimentas tu cuerpo, tienes reacciones químicas que afectan a todo tu organismo.

  • Si tu dieta diaria es rica en harinas, como la pasta o pan, tendrás mayor tendencia a adormecerte debido a que generan hormonas de cansancio y sueño.

Por eso debes comer muy pocos alimentos altos en harinas y aumentar el consumo de vegetales, proteínas y frutas.

No estamos diciendo que no vuelvas a comerte tu pizza favorita, sino que entiendas que la mejor manera de tener un cerebro sano es mantenerte equilibrada y lejos de los excesos.

2. Realiza una rutina de ejercicio diariamente

El ejercicio realizado de forma constante no solo reduce el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas, sino que también puede ayudar a retardar el curso de enfermedades existentes, como el alzhéimer.

  • El ejercicio puede mejorar tus niveles de energía, sensación de bienestar, sueño y salud del cerebro.
  • Además, se reduce el riesgo de depresión y ansiedad.

Para tener un cerebro sano empieza por crear una rutina deportiva. Es tan sencillo como comenzar con caminatas de 30 minutos que aumenten gradualmente.

3. Dile adiós a los vicios para poder tener un cerebro sano

Cerebro-500x332

Las sustancias que alteran el estado de ánimo, como las drogas y los cigarrillos, pueden afectar el funcionamiento de tu cerebro. También disminuyen tu motivación, perjudican tus procesos cognitivos y alteran tus emociones.

  • Todo esto perjudica tus pensamientos al reducir el enfoque, la atención, la memoria y la capacidad de ejecutar planes.
  • Si te parece que fumar es hábito que no te afectará, es importante que recuerdes que afecta a tus neuronas directamente.
  • Por si esto no fuese suficiente, es una de las principales causas de desarrollo de cáncer, como el de pulmón, oral, estómago o hígado.

4. Ejercita tu mente

Este mundo lleno de tecnología, películas, reality shows, redes sociales y miles otras cosas más.

Por eso, desconectarte de todo ello para leer un buen libro, resolver un crucigrama o armar un rompecabezas puede no ser tan fácil de llevar a cabo.

Se ha descubierto que las personas con niveles más bajos de educación tienen mayor probabilidad de desarrollar enfermedades cerebrales como el alzhéimer.

Estas posibilidades se reducen en la medida en que las personas adquieren hábitos que reten a su mente.

Por este motivo, hoy te invitamos a que, así como prestas mucha atención a tu dieta y ejercicio físico, también te dejes llevar por las aventuras que un buen libro puede brindarte.

Aprende a divertirte con:

  • Crucigramas
  • Rompecabezas
  • Una buena partida de ajedrez
  • Sudokus

Quizás al principio te parezca aburrido y te plantees dejarlo en poco tiempo. ¡No lo hagas! Con un poco de esfuerzo encontrarás aquel pasatiempo que te relaje de la rutina y las preocupaciones de la vida.

5. Toma descansos de esta vida tan agitada

Descansos-cortos-y-frecuentes-500x334

Nuestra sociedad está evolucionando a un ritmo cada vez mayor, dejándonos poco tiempo para relajarnos y procesar nuestro medio ambiente.

Por ello debes darle tiempo a tu cerebro para procesar la información profundamente, con el fin de obtener más beneficios de nuestras experiencias diarias.

Al momento de tomar un descanso puedes elegir una gran variedad de opciones:

  • Viajar un día, un fin de semana o unas semanas a algún lugar que te permita desconectar.
  • Apaga las redes sociales por un tiempo.

6. Respeta las horas de sueño

El dormir no solo es un placer, también es una necesidad para nuestro cuerpo y mente.

Cuando duermes, tu cerebro realiza una serie de reparaciones y procesos para mantenerte sano, tanto física como mentalmente.

En el momento en que duermes, tu cerebro tiene la oportunidad de organizar las vivencias y aprendizajes del día, creando los recuerdos al mismo tiempo que las neuronas se fortalecen.

La próxima vez que pienses es reducir tus horas de sueño recuerda que le estarías infligiendo un daño a tu cuerpo y a tu mente.