Crean una tinta 3D que se transforma en hueso


Las prótesis 3D para humanos y para animales, por ejemplo, ya son una realidad, y se sabe también que es posible ensayar diferentes maneras de imprimir órganos con células madre para reemplazar los que están dañados por algún accidente o enfermedad.

A esos desarrollos científicos se suman ahora estos huesos hiperelásticos realizados con tinta 3D que se convierte en hueso, que fueron desarrollados por científicos de la Universidad de Northwestern de Evanston, Illinois (Estados Unidos), y que están compuestos por dos materiales que, combinados, los hacen capaces de regenerarse y convertirse en hueso real.

La tinta 3D, desarrollada por la profesora Ramille Shah y un grupo de colegas, permite imprimir implantes óseos fuertes y elásticos para que los cirujanos puedan manipularlos y cortarlos en el quirófano, pero que luego se vuelven rígidos y resistentes.

Una vez ubicados, los implantes son rápidamente infiltrados de vasos sanguíneos y gradualmente se transforman en un hueso real.

Con este material, se podrían resolver problemas óseos simples y muy complejos: desde fracturas hasta reconstrucciones completas de rostro luego de un accidente; pasando, por ejemplo, por reparaciones de la columna vertebral.

La tinta está elaborada con hidroxiapatita, un mineral que se encuentra naturalmente en los huesos, y PLGA, un polímero que une las partículas minerales entre ellas y le da elasticidad al implante.

Estos implantes se asemejan mucho al hueso natural tanto en su estructura porosa como en su contenido mineral, y en su proceso de reparación es el cuerpo el que se encarga de reconstruir lo necesario y remodelarlo hasta llegar a la perfección.

Los científicos a cargo del proyecto están muy entusiasmados y su deseo es que, dentro de algunos años, todos los hospitales puedan tener impresoras 3D equipadas con esta tinta para realizar implantes las 24 horas del día.

Puedes ver cómo son los huesos 3D hiperelásticos en este video (en inglés):