¿Cuáles son los síntomas del infarto?

inrtukis

 

 

 

imgres 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, el infarto o ataque cardiaco cobra alrededor de 25 millones de vidas anualmente a nivel global, lo cual representa un 45%, o ¡casi la mitad de las muertes!, y lo convierte en un peligroso flagelo. De hecho, el infarto al miocardio constituye la primera causa de deceso en el mundo. 

Por este motivo, es necesario prestarle atención, para prevenirlo y estar preparados en caso de que llegase a ocurrir. La buena noticia es que resulta bastante sencillo mantener a raya a esta amenaza. Veamos qué podemos hacer para mantener nuestro corazón saludable y cómo podemos reconocer los síntomas del infarto cardíaco.

¿Qué es el infarto?

El infarto al miocardio es un bloqueo del flujo de sangre al corazón ocasionada por la obstrucción total de un vaso sanguíneo del corazón o arteria coronaria. Esto impide que la sangre llegue a una sección del corazón, produciendo la muerte del músculo cardíaco. La interrupción del flujo sanguíneo ocurre por una acumulación de grasa llamada “placa”, que se forma en las paredes de la arteria coronaria, por coágulos o por espasmos coronarios.

La clave es el estilo de vida

La forma realmente efectiva de prevenir el infarto pasa por adoptar o modificar un conjunto de hábitos en distintas áreas de la vida, dirigidos a cuidar nuestras necesidades nutricionales, físicas, emocionales y espirituales.

La dieta es fundamental y el corazón nos agradecerá que consumamos regularmente vegetales y frutas, especialmente algunas nuez, almendra, ajo, cebolla, jengibre, chocolate oscuro y una o dos copas de vino al día. Es igualmente necesario reducir al máximo el consumo de harinas, carbohidratos y azúcar. Los pescados grasos como el salmón, la sardina y el atún también benefician a este importante órgano.

El ejercicio físico realizado regularmente tiene un poderoso efecto protector contra el infarto. Cualquier actividad que aumente el ritmo cardíaco por al menos veinte minutos tres veces al día, es beneficiosa, como por ejemplo caminar, la jardinería o bailar.

La salud y el equilibrio emocional son también fundamentales, por lo cual debemos tomar medidas tales como fomentar una red de relaciones saludables, desarrollar una autoestima equilibrada, así como concientizar, aceptar y expresar nuestras emociones sin juzgarlas y sin dañar a los demás.

Desarrollar la espiritualidad para conectarnos con lo trascendente es otro valioso recurso, ya que se ha demostrado que prácticas como la meditación, la oración y el yoga tienen una alta tasa de éxito en la labor preventiva y paliativa.

Una sexualidad sana practicada regularmente dentro de una relación monógama y bien avenida también reduce el riesgo de infarto, ya que es un ejercicio físico y reduce el estrés al estrechar los vínculos afectivos de la pareja.

Erradicar el hábito de fumar es otro gran aliado contra el infarto.

infarto

Cómo reconocer los síntomas

El ataque cardíaco se manifiesta generalmente con un dolor súbito e intenso en el pecho que se siente como una sensación de presión sobre el pecho, con una duración mayor de cinco minutos. El dolor puede irradiarse al brazo, al hombro, a la mandíbula, al cuello o a la espalda. Otros síntomas pueden ser mareo, sudor frío, falta de aliento, confusión, sudoración, desvanecimiento, náuseas o malestar como de indigestión.

En las mujeres los síntomas pueden ser diferentes, tales como ardor en la región superior del abdomen, mareo, sudoración y malestar estomacal. Y como es posible que no sientan el clásico dolor en la mitad izquierda del pecho, podría pasarse por alto la ocurrencia de un ataque al corazón. Por eso, como tanto para ambos sexos los síntomas varían, ante la duda, y sobre todo si existen antecedentes o factores de riesgo, hay que acudir al médico inmediatamente, pero nunca conduciendo, ya que es muy peligroso hacerlo durante un infarto.

Lo mejor de mantener nuestro corazón sano es que requiere que nos queramos y nos cuidemos a nosotros mismos, a través de un estilo de vida que es fuente de bienestar.