Dime cómo duermes y te diré cuánto engordas

Sin título-1

Las personas que no duermen las horas recomendadas tienen más posibilidades de desarrollar sobrepeso.

Dormir poco y ganar peso y centímetros de cintura son dos hechos cada vez más cercanos y relacionados entre sí. Un nuevo estudio publicado en PLOS ONE abunda en esta estrecha relación y demuestra que las personas que no duermen las horas recomendadas cada noche (entre 7 y 8) tienen más probabilidades de desarrollar sobrepeso y de tener una circunferencia abdominal mucho más generosa. Lo realmente sorprendente del estudio es que la falta de sueño hacía ganar peso incluso a aquellas personas que seguían una dieta saludable.

El estudio se realizó en Reino Unidocon 1.615 adultos a quienes se entrevistó acerca de sus hábitos de sueño y su dieta. Además se le tomaron muestras de sangre, se le midió la tensión arterial, el colesterol, los niveles de azúcar en sangre y el diámetro de la cintura. Lo que buscaban los expertos era comprobar si las horas de sueño podían alterarestos patrones comunes de salud.

Y en muchos casos comprobaron que así era. Las personas que dormían como promedio 5,9 horas cada noche tenían casi tres centímetros más de circunferencia abdominal y su índice de masa corporal era mucho mayor que el de aquellos que dormían unas 8,4 horas por noche.

iStock_000058433380_Small-770x512

Las pocas horas de sueño se asociaron con niveles más bajos de colesterol HDL, el llamado colesterol bueno, que ha demostrado proteger contra las enfermedades cardiovasculares, también se relacionaron con una tensión sanguínea más alta, mayores niveles de inflamación y una función más baja de la tiroides.

Según este estudio una dieta saludable no cambiaría demasiado el impacto de las pocas horas de sueño sobre la ganancia de peso. Los investigadores creen que alguien que duerme poco también tiene un metabolismo más lento que no le ayudaría a adelgazar ni a quemar calorías.

El trabajo apoya la idea de que la cantidad demorada de sueño impacta directamente en los kilos de peso. “Los que duermen la cantidad recomendada, entre siete y nueve horas, según la National Sleep Foundation, se mantienen en su peso y tienen menos probabilidad de engordar”, escriben los autores que reconocen que todas las personas no necesitan dormir la misma cantidad de tiempo, y recomiendan encontrar un patrón de sueño que permita despertarse de forma natural (sin alarmas ni despertadores) cada mañana. “Si necesitas una alarma para despertarte cada mañana eso significa que no estás durmiendo las horas necesarias para optimizar tu salud”, afirma el estudio.