Evita la sensibilidad dental

sen dental

La sensibilidad en los dientes es algo que afecta a varias personas. Por lo general, es causada por comer o beber algo caliente, frío, dulce o ácido. Bajo condiciones normales, la dentina subyacente del diente (la capa que rodea directamente el nervio) está cubierta por el esmalte en la corona dental, y las encías que rodean el diente. Con el tiempo, el recubrimiento de esmalte puede hacerse más delgado, proporcionando así menos protección. Las encías pueden también retraerse con el paso del tiempo, exponiendo la superficie de la raíz subyacente de la dentina. La dentina contiene una gran cantidad de poros o conductos que corren desde la parte exterior del diente hacia el nervio en el centro. Cuando la dentina se encuentra expuesta estos conductos pueden ser estimulados por los cambios de temperatura o ciertos alimentos.

¿Qué la causa?
La exposición de la dentina puede ocurrir debido a varios factores. Algunas de las razones más comunes son:

  • La retracción de encías debido a la edad o al cepillado dental inadecuado
  • El consumo de bebidas acídas (tales como el agua carbonatada), las cuales causan la erosión del esmalte y la exposición de la dentina
  • El rechinamiento de dientes – de hecho, esto puede causar que una persona sienta sensibilidad en la mayoría, o en todos, los dientes
  • El cepillarse con una crema dental muy abrasiva, cepillarse de forma incorrecta y/o cepillarse más de tres veces al día podría dar como resultado la pérdida de esmalte
  • La enfermedad de las encías, que puede causar la retracción de encías
  • Un diente astillado o quebrado puede exponer la dentina

Además, algunos tratamientos dentales pueden causar sensibilidad. Se sabe que los tratamientos tales como el blanqueamiento de dientes, las limpiezas dentales profesionales, la colocación de frenillos dentales o de un relleno dental causan sensibilidad durante o después del procedimiento.

  • Problema común

Se acerca el tiempo del turrón y la copita de cava bien fría, pero un cuarto de la población no va a poder hacer ni de una cosa ni de la otra porque sus dientes “se quejan”. “La hipersensibilidad dental afecta al 25% de la población, cifra que se eleva hasta el 84% si se sufre periodontitis”, explica el dr. David Herrera, presidente de la Sociedad Española de Peridoncia.

 

pic

  • Buena dieta

Unas encías enfermas, apretar los dientes al dormir o tenerlos mal colocados son los motivos que se esconden tras la hipersensibilidad y que puede solucionar un dentista. Pero existen factores que predisponen a sufrir este problema, como la ingesta abusiva de bebidas isotónicas y de ácidos en la dieta, que podemos controlar nosotros mismos.

  • Higiene sí, pero con cuidado

¿Te cepillas los dientes después de cada comida? Perfecto, pero ¿te has parado a pensar en cómo realizas ese cepillado? “Una técnica de higiene dental demasiado agresiva puede provocar hipersensibilidad. Lo importante es escoger un cepillo de cerdas suaves, prescindir de pastas de dientes demasiado abrasivas y no aplicar demasiada fuerza al efectuar el cepillado”, explica el dr. Herrera.

download

 

Al final, ya sea que necesite un procedimiento en la clínica dental o productos sin receta médica, el paso más importante es visitar a un profesional de la salud dental para que él o ella determine la causa de la sensibilidad en los dientes y le ayude a encontrar una solución que funcione.