Evita un parto prematuro

BBn80Oc.img

Se considera que un embarazo llega a término cuando el bebé nace después de la semana 37, sobre todo por lo inmaduros que se encuentran sus órganos antes de ese momento.

Con los adelantos de la medicina, las probabilidades de que un bebé se desarrolle sin secuelas si nace un poco antes de tiempo son muy altas, pero siempre hay muchos riesgos involucrados en ello. Primero que nada, los pulmones muchas veces se hallan tan inmaduros que además de necesitar una inyección de corticoides en las horas antes de que nazca el niño, suelen ser incapaces de funcionar por sí solos.

Asimismo, hay un riesgo de hemorragia e infecciones más elevado en los bebés prematuros que amerita cuidados neonatales muy especializados. Aunque nada garantiza que tu parto ocurrirá en la fecha esperada, hay ciertas cosas que puedes hacer para evitar dar a luz prematuramente. Además, pueden prevenir que tu bebé tenga poco peso (bajo los 2.500 gramos o 5 libras).

  • Deja de fumar antes de concebir o lo antes posible cuando ya sabes que estás encinta.
  • No bebas ningún tipo de bebida alcohólica
  • Consulta con tu médico antes de ingerir cualquier medicamento
  • Aliméntate bien y asegúrate de que tus vitaminas incluyan un suplemento de zinc.
  • Evita estar de pie mucho tiempo
  • No hagas tareas que impliquen mucho esfuerzo, especialmente después de la semana 28.
  • Evita la deshidratación, ingiriendo por lo menos 8 a 10 vasos de agua o líquidos al día. Si hace mucho calor, necesitarás más.

embarazada2

A pesar de lo anterior, hay mujeres que tienen otros factores de riesgo que tienden a adelantar el parto, como el ya haber tenido un bebé antes de la fecha esperada. Otros factores: si esperas mellizos o más bebés, estabas baja de peso antes de embarazarte, has tenido alguna infección durante la gestación, o si eres menor de 18 o mayor de 40, tienes más probabilidades de dar a luz antes de tiempo. Sin embargo, muchas mujeres no están en ningún grupo de riesgo e igual terminan con un parto prematuro. Síntomas del parto prematuro En todo caso, es importante que estés atenta a algunos de los síntomas del parto prematuro:

  • Contracciones; si se vuelven regulares o tienes más de 3 contracciones por hora, necesitas llamar de inmediato al médico.
  • Descarga de fluidos corporales por la vagina
  • Cólicos similares a los dolores menstruales
  • Presión en la zona vaginal como si se te fuera a salir el bebé
  • Dolor o molestia fuerte en la zona baja de la espalda
  • Diarrea

Algo interesante a notar es que si las contracciones paran cuando te recuestas sobre tu lado izquierdo y si tomas un par de vasos de agua, son contracciones falsas. Las contracciones de parto verdaderas no se detienen ni con cambio de posición ni con descanso. Suelen ser tan molestas que hasta se te hace difícil respirar o hablar mientras te vienen. Pregúntale a tu médico cualquier duda que tengas. No existen preguntas tontas y estar enterada de lo que sucede con tu embarazo puede ayudar a prevenir complicaciones.