La gelatina está hecha de huesos


Seguramente todos nos hemos preguntado ¿por qué la gelatina tiene esa consistencia o a base de qué está hecha? Prepárate saber la respuesta, pues aunque parezca un mito, es cierto: La gelatina está hecha de huesos, pieles y tendones de animales hervidos. Sí, algo increíble pero cierto.

La gelatina o grenetina (como se llama en algunos países) es una sustancia que está formada por colágeno. El colágeno es una proteína que se encuentra en el tejido conjuntivo de los animales, principalmente en la piel, tendones, cartílagos y huesos. Su estructura le confiere otra interesante propiedad que es a provechada por la industria alimentaria: la capacidad de formar geles. Por ello es que la gelatina está hecha de huesos hervidos.

Por ejemplo: Seguramente alguna vez has comido el famoso “Cocido madrileño”, un delicioso plato de la cocina española. ¿Te has fijado en que, cuando el caldo se enfría, solidifica y tiene una textura gelatinosa? Lo que ha ocurrido es que durante la cocción del cocido (valga la redundancia), el colágeno que forma parte de los huesos y del tejido conjuntivo de la carne que hemos añadido se ha desnaturalizado y las fibras de colágeno se unen formando una red tridimensional que atrapa el agua, es decir, formando un gel. Esto es la gelatina. Por eso cuando hacemos un postre de gelatina hay que calentar primero y enfriar después.