Las reglas de la siesta perfecta

Sin título-1

Los americanos y japoneses llevan varias temporadas obsesionados con los beneficios de la siesta para la productividad y la inteligencia. Ahora han elaborado las reglas para la siesta perfecta. Échale un vistazo a ver si todavía tienen que aprender algo de una de nuestras costumbres más denostada a la vez que copiada en todo el mundo.

siesta-perfecta-kRuG-U30229840516vuH-644x483@MujerHoy

Las 5 reglas de la siesta perfecta:

  1. Configura la alarma de tu teléfono para que te despierte a los 20 minutos. Para la mayoría de las personas la siesta perfecta dura entre 20 y 25 minutos, explica el doctor W. Christopher Winter que ha creado en Virginia el Centro Charlottesville de Neurología y Medicina del Sueño. Según este experto en 20 minutos hay tiempo suficiente para conciliar el sueño y desconectar sin entrar en las fases más profundas del sueño. Si duermes más tiempo, dice, te despertarás aturdido y con sensación de resaca.
  2. Agenda tu siesta a la misma hora cada día. Se trata de entrenar al cuerpo para que identifique la hora de la siesta y se deje llevar. Una estrategia que los expertos de sueño también recomiendan poner en marcha por las noches. Según las recomendaciones más recientes la hora perfecta de la siesta sería a última hora de la mañana o a primera hora de la tarde para evitar interferencias con el sueño nocturno.
  3. Apaga la luz. Ya sabes que la luz que emite tu teléfono, tu tablet o incluso el ordenador confunden al cerebro y boicotean su habilidad para conciliar el sueño. esto mismo sucede con la siesta. La sensibilidad a la luz no es la misma en todas las personas, a algunos les bastará con apagar Netflix y otros necesitarán ponerse una máscara para estar totalmente a oscuras.
  4. Métete en la cama. Para estos expertos la siesta es algo tan serio que no se merece un sofá. Recomiendan que aunque solo sea para 20 minutos que nos metamos en la cama. Y recuerdan insistentemente que la cama solo debe usarse para dormir y tener sexo. Punto.
  5. Reduce el ruido todo lo que puedas o usa tapones. Para sacar el máximo partido a los veinte minutos de siesta se requiere un ambiente lo más silencioso posible. Los monitores para medir la calidad del sueño muestran que el ruido interrumpe el sueño mucho más de lo que imaginamos. Puedes usar tapones o bajarte una app de ruido blanco en tu móvil.