Las semillas de la manzana son nocivas para la salud

Semillas-toxicas-manzanas

Algunos vegetales que forman parte de la dieta habitual pueden llegar a ser perjudiciales si se consumen en ciertas circunstancias.

La mayoría de las personas, cuando oye hablar de plantas tóxicas, piensa en especies silvestres. Pocos saben que también se pueden encontrar en el parque, en el jardín, e incluso, en la mesa. Y es que algunos de los vegetales que forman parte de la dieta habitual, consumidos en ciertas circunstancias, entre ellas las semillas de la manzana.

Comerse una manzana puede ser en verdad muy saludable, este fruto de dulce y fresco sabor es realmente uno de los alimentos más nutritivos y efectivos que hay para recuperar la salud y prevenir una larga lista de afecciones. Sin embargo, habría que considerar sus semillitas, que tienen un sabor entre amargo y perfumado que puede ser agradable para algunos y poco atractivo para otros.

Semillas-de-manzana-toxicas

La parte carnosa de las semillas de algunas frutas muy populares, como peras, manzanas o melocotones, contienen un precursor del cianuro, aunque la cantidad es muy pequeña y, consumida en las raciones habituales, no causa trastornos. El cianuro es un potente veneno que “asfixia” la célula, bloquea la cadena respiratoria celular e impide que esta pueda utilizar el oxígeno, elemento imprescindible para su función. Se considera que la ingestión de 50 semillas de manzana pueden causar la muerte en un adulto, así como las semillas de pera, o de la parte carnosa de 30 huesos de melocotón o ciruela.

Las almendras amargas también contienen amigdalina que, en contacto con la saliva, se convierte en un precursor del cianuro. De ahí que en los tratados clásicos de criminología se describa que los envenenados con cianuro desprenden un olor característico a almendras amargas. Es por eso que  se ha dicho que las semillas de la manzana son nocivas para la salud.