Los 6 mejores consejos para eliminar el brillo graso de la cara


1. Reduce algunos tipos de grasa de la dieta

Para equilibrar el brillo graso de la cara debemos tener en cuenta qué tipos de grasas incluimos en nuestra dieta. No se tratar de eliminarlas de nuestros menús, sino de elegir las que son de buena calidad y nos benefician, y eliminar las procesadas.

Entre las grasas perjudiciales encontramos:

  • Frituras
  • Bollería industrial
  • Salsas
  • Cremas lácteas
  • Aceites refinados
  • Helados
  • Precocinados

Entre las grasas beneficiosas están:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de coco virgen extra
  • Aguacate
  • Pescado azul
  • Ghee
  • Frutos secos
  • Semillas

2. Toma jugos y batidos vegetales

Además de elegir las grasas saludables, también debemos aumentar el consumo de frutas y vegetales, sobre todo crudos. La mejor manera de tomarlos es mediante jugos, gazpachos y batidos a cualquier hora del día.

Recomendamos elegir frutas y verduras de todos los colores, ya que cada pigmento da propiedades diferentes al alimento. Estos nutrientes beneficiarán a la salud y el aspecto de nuestra piel, y nos ayudarán a tenerla resplandeciente pero limpia y sin brillos.

 

3. Bebe agua

Nunca debemos olvidar el valioso consejo de beber agua. Mucha gente lo ignora porque desconoce la gran cantidad de propiedades que tiene para la salud. No obstante, bebiendo agua podemos prevenir y tratar muchos trastornos a la vez que mantenemos la piel limpia e hidratada. 

La cantidad mínima es de un litro y medio de agua diario, que puede aumentar si hace calor o si sudamos bastante. Para que haga el efecto que deseamos debe ser siempre con el estómago vacío, es decir, en ayunas y fuera de las comidas.

 

4. Usa tu propio exfoliante casero

Para eliminar el brillo graso de la cara debemos exfoliarnos el cutis una o dos veces por semana. De este modo quitamos el sebo y promovemos la regeneración de la piel, a la vez que prevenimos granitos y puntos negros.

Lo más saludable es usar un exfoliante casero y natural para no alterar el delicado pH cutáneo. Podemos recurrir a alguno de estos ingredientes:

  • Azúcar
  • Sal
  • Bicarbonato de sodio
  • Posos del café
  • Avena molida
  • Piña
  • Tomate

Los tres primeros exfoliantes podemos combinarlos con un poco de aceite de coco o gel de aloe vera para que no nos irriten la piel y los podamos extender con facilidad. Si nuestra piel es sensible, optaremos por las últimas cuatro alternativas.

 

5. No te olvides del tónico

Es muy recomendable aplicarnos siempre un tónico después de limpiarnos el rostro y antes de proceder a la hidratación. Con el tónico regulamos el pH y la grasa del cutis, cerramos los poros y potenciamos la firmeza de la piel.

Para la piel grasa, los tónicos faciales más adecuados son los astringentes. Podemos elegir, por ejemplo, el de rosa o el de hamamelis. También podemos usar agua de mar si la mezclamos a partes iguales con agua natural.

 

6. Elige la crema hidratante adecuada

No es fácil encontrar una crema facial que nos hidrate la piel sin dejarla oleosa o con brillos. Por lo general, las lociones para la piel grasa suelen contener alcohol. Este ingrediente nos da un aspecto mate pero, a la larga, puede resecar e irritar demasiado el cutis.

Lo ideal es elegir una crema hidratante que tenga como base el aloe vera. Este gel, que se extrae de las pencas de esta planta, mantiene la hidratación natural de la piel sin engrasarla, a la vez que evita los brillos.

 

7. Y por último, el papel de arroz

Este truco es imprescindible para eliminar los brillos y conseguir un efecto mate en la piel de manera inmediata. Por lo tanto, no es solución definitiva, pero sí un remedio para llevar en el bolso.

Las mujeres asiáticas usan desde hace siglos el papel de arroz. Solamente tenemos que pasarnos uno de estos finos papeles por la zona para que absorba la grasa de inmediato. ¡Aprovecha sus beneficios!