Medicamento para tratar la diabetes ayuda a perder peso

bajar_De_peso_diabetes_tipo_2

La liraglutida, conocida por su nombre comercial Victoza, es una droga suministrada en tratamientos para pacientes con diabetes tipo 2. Pero cuando se la utiliza en dosis más altas también ayuda a perder peso.

Para las personas con diabetes tipo 2 que intentan bajar de peso, hay algunas soluciones. Una de ellas viene de la mano de un medicamento suministrado para tratar la enfermedad: se trata de la liraglutida, que se vende bajo la marca comercial Victoza, producida por el laboratorio Novo Nordisk.

Según un estudio reciente financiado por Novo Nordisk, fabricante del medicamento. y publicado en el journal de la Asociación Médica Americana, dosis más altas de este medicamento para tratar la diabetes tipo 2 parecen haber ayudado a los pacientes a perder peso.

Durante las pruebas realizadas, las personas que tomaron 3 miligramos de liraglutida a diario durante 56 semanas, perdieron un promedio de un 6 % de su peso corporal (14 libras o 6.3 kilogramos).

Droga para la diabetes ayuda a adelgazar

Según el Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU ha aprobado una dosis de 3 mg de liraglutida solamente para el tratamiento de la pérdida de peso.

Cuando viene en dosis más altas, la droga se vende con la marca Saxenda. Una dosis más baja de liraglutida (hasta 1.8 mg al día) está aprobada para el tratamiento de la diabetes tipo 2 y se vende con la marca Victoza.

El doctor Zonszein, quien no participó en el ensayo, declaró que este estudio es el primero “diseñado específicamente para investigar la eficacia de la liraglutida para la gestión del peso en pacientes con diabetes tipo 2 con una dosis de 3 mg, y, sin que resultara sorprendente, vieron que era efectiva y que se toleró para la pérdida de peso”.

Droga para tratar la obesidad

El experto añadió: “Necesitamos estos estudios, ya que como profesionales clínicos tenemos un gran problema para intentar usar dosis más altas de liraglutida en los pacientes obesos que tienen diabetes. Esperemos que la FDA cambie esas restricciones arbitrarias”.

En el estudio, se le asignó a 846 pacientes con sobrepeso u obesos con diabetes la toma diaria aleatoria de 1.8 mg o 3 mg de liraglutida o un placebo Los investigadores reportaron que tomaron 1.8 mg perdieron un promedio de casi un 5 % de su peso corporal (11 libras o 5 kg), y los pacientes que tomaron un placebo perdieron un promedio de un 2 % de su peso corporal (casi 5 libras o 2.2 kg).

El estudio también demostró que el 54 % de los que recibieron la dosis de 3 mg perdieron al menos un 5 % de su peso corporal, en comparación con un poco más del 40 % para los que tomaron la dosis de 1.8 mg y un poco más del 21 % para los que tomaron el placebo.

Además, un poco más del 25 % de los que tomaron la dosis más alta de liraglutida perdieron al menos del 10% de su peso corporal, frente al 16 % de los tomaron la dosis de 1.8 mg y cerca del 7 % de los que tomaron un placebo. Los pacientes también siguieron una dieta con calorías reducidas y aumentaron su nivel de actividad física, indicaron los investigadores.

“Ahora tenemos evidencias que respaldan el uso de la dosis de 3 mg para la pérdida de peso en los pacientes con diabetes tipo 2″, dijo la investigadora principal, la Dra. Melanie Davies, profesora de medicina de la diabetes en la Universidad de Leicester, en el Reino Unido.

En las personas con diabetes, la dosis de 3 mg de liraglutida ayudó a los pacientes a alcanzar una pérdida de peso significativa clínicamente y más del 50 % de los pacientes pudieron perder más del 5 % de su peso, dijo. Davies añadió que la dosis más alta de liraglutida proporcionó una reducción adicional del azúcar en la sangre en comparación con la dosis actual permitida para tratar a los pacientes con diabetes.

Zonszein indicó que dado que la dosis más alta de liraglutida no está aprobada para tratar la diabetes, las compañías de seguro no cubrirán los costos del medicamento cuando se recete a las personas con diabetes. Y aclaró: “Podemos recetar hasta 1.8 mg para la diabetes, que es la dosis más alta, pero las compañías de seguro no aprobarán la dosis de 3 mg para la diabetes”.

La liraglutida es cara, añadió Zonszein, y la dosis de 3 mg pueden costar entre 800 y 1,000 dólares al mes. El seguro cubre el costo solamente cuando esa dosis se receta para la pérdida de peso.

Zonszein no ve ningún problema en usar una dosis más alta para controlar el azúcar en la sangre además de ayudar a los pacientes a perder peso. La liraglutida es parte de un tratamiento con medicamentos para controlar el nivel de azúcar en la sangre que incluye metformina y otros medicamentos, explicó.

Para hacer que las compañías de seguro cubran la dosis más alta para un paciente con diabetes, Zonszein dijo que tiene que usar un rodeo. “Cuando llamamos a una compañía de seguros para su aprobación, no les decimos que el paciente tiene diabetes, sino que es obeso”, comentó.