Mi pareja es menor que yo: 3 ventajas y desventajas de esta relación


Cuando la pareja es menor, las relaciones se enmarcan en una categoría diferente. Ciertas circunstancias, comunes a la gran mayoría de los vínculos, se modifican y hay que adaptarse.

A nivel social y cultural ya es algo que está más naturalizado, aunque existen todavía aquellos que manifiestan su disconformidad. Muchos famosos, incluso, ha marcado tendencia con la exhibición de sus propios romances, algunos con éxito y otros no tanto.

3 ventajas que puedes vivir si tu pareja es menor

relaciones sexuales

Al igual que en todas las interacciones humanas, con la diferencia de edad existen aspectos positivos y negativos.

1. El espíritu juvenil se contagia

En los casos en que la pareja es menor, sus energías y su perspectiva frente a la vida se transmiten. Es como una fuente de actitud positiva y rejuvenecimiento para quien está a su lado.

Asimismo, se comienza a preocupar más por su propia imagen para estar al mismo nivel que el más joven. Una renovación en el armario y una nueva rutina de ejercicios físicos acompañan. Por lo tanto, los beneficios también son para el organismo.

2. Mayor frecuencia sexual

La juventud suele tener una estrecha cercanía con el sexo. Es decir, en su lista de prioridades, las relaciones sexuales ocupan un lugar bien alto. Esto es, prácticamente, una garantía de que la frecuencia para hacer el amor será más elevada que en otros vínculos.

 La experiencia que tiene, el más grande de la pareja, le permite además oficiar de maestro en algunas cuestiones. Esto aumenta la autoestima y favorece el rendimiento en la intimidad.

3. Un trofeo para lucir en grupo

Ir a reuniones sociales o caminar de la mano, cuando la pareja es menor, otorga un estatus diferente. Las miradas se centran en el amor que irradian y eso genera un orgullo personal lindo de degustar.

Aunque muchos no lo admitan, compartir esas historias en el grupo de amigas es motivo de alegría. Se sienten más relucientes e interesantes por el solo hecho de estar con alguien más joven de edad.

La pareja es menor y algunas complicaciones aparecen

No todo es una novela romántica en sus capítulos más felices, hay claras diferencias que pueden opacar la relación. De hecho, algunas son motivos de separaciones si no se saben controlar.

1. Expectativas diferentes

Personas con una gran diferencia de edad pueden tener intereses diversos en lo relacionado al futuro de la relación. Los objetivos personales interfieren en el proyecto de familia que uno y otro sueñan.

Si la pareja es más joven, es probable que primero tenga en un orden de prioridades su propio desarrollo profesional. Hijos, mascotas y la casa propia pueden estar muy a futuro en sus pensamientos.

2. La comunicación

Los estilos de lenguaje que utilizan las generaciones varían, de unas a otras, de manera considerable. Puede llegarse al punto de no poder entenderse o sentir incomodidad por sus expresiones en algún evento.

Los actos inmaduros, que al empezar la relación resultaban divertidos, se convierten en un obstáculo. Se torna complicado encontrar temas de conversación comunes y el aburrimiento se hace presente.

3. Los celos

celos

Las discusiones a causa de los celos son más probables cuando la edad marca la diferencia. A pesar de todo lo lindo que comparten juntos, las inseguridades aparecen en uno o en ambos.

El más joven comienza a creer que los amigos más adultos tienen más cosas para compartir o han logrado más objetivos y eso afecta a la relación. La persona más madura de la pareja entiende que su compañero puede tentarse con la belleza de la juventud de otras. Así los problemas hacen surco en esa brecha y la relación se deteriora cuando no consiguen una armonía.

¿Es seguro que fracasaré si mi pareja es menor que yo?

En el amor nada está asegurado. Lo que si es muy posible es que surjan algunos inconvenientes, por lo que hay que estar alerta para no darles lugar. Mientras haya respeto, afecto y comunicación cada tema francamente, se puede sobrellevar.

Muchas parejas llevan muchos aniversarios unidas y han formado una hermosa familia, a pesar de la diferencia de edad. Esto demuestra que todo se puede cuando están seguros y comprometidos. Otras se han roto por infidelidades o porque la edad les propone caminos separados. Todo depende de cada pareja.