Plantas comestibles que no pueden faltar en tu casa


Hay muchas hierbas que ingieres diariamente en tus que tienen increíbles y poderosas propiedades medicinales que seguramente desconocías.

Es por eso que decidimos mostrarte aquellas hierbas medicinales más utilizadas en la  para que nunca falten en tu y puedas aprovecharlas no sólo como un sabroso 

Albahaca

Las hojas de albahaca no sólo son el ingrediente fundamental del pesto o la ensalada caprese, también son una fuente inagotable de beneficios medicinales.

La planta es un adaptógeno, es decir que es anti-estrés. Es digestiva, antiespasmódica, combate la depresión, el agotamiento, el insomnio y la jaqueca.

A su vez es carminativa, es decir que ayuda a evitar las flatulencias. También aumenta la secreción de leche en las madres, es diurética y disminuye estados febriles. No por nada le dicen “la reina de las hierbas”.

Diente de León

Su nombre científico proviene de los vocablos griegos “taraxos” que significa enfermedad y “akos” que significa remedio, es decir “remedio de las enfermedades”. Además de ser rica en vitaminas A, C y D, esta planta tiene propiedades laxantes, diuréticas y aperitivas. Además aumenta la producción de glóbulos rojos y dejan tu hígado y riñones sanos como los de un recién nacido. Las flores pueden usarse para hacer vino, puedes condimentar sopas y caldos con sus raíces y agregar sus tiernas hojas a tu ensalada favorita.

¿Me creerías si te dijera que esta planta cura el mal aliento? Bueno, no solo hace eso, también evita las flatulencias, previene cálculos renales, combate el edema y es digestivo. Además de su gran poder curativo, es una excelente fuente de vitaminas C y K. Puedes utilizarlo en salsas y para condimentar carnes blancas y rojas.

Verdolaga

Las hojas de verdolaga contienen grandes cantidades de ácidos grasos Omega 3, además de vitaminas A, B, C y E, calcio, magnesio y proteínas. Si tienes problemas intestinales este es tu día de suerte porque esta planta harán que esos problemas desaparezcan ya que funciona como laxante, antihelmíntico (combate las lombrices intestinales) y diurético. Además es calmante, refrescante y antiinflamatoria.

Trébol rojo

Esta planta no solo es hermosa, también posee fantásticas propiedades medicinales. El trébol rojo se utiliza para combatir la tos, la bronquitis, los espasmos, la ansiedad y los desequilibrios emocionales. Puedes agregar sus hojas a una ensalada o condimentar sopas y guisos con sus flores.

Romero

Quizás una de las más utilizadas en la cocina moderna, esta hierba medicinal elimina el mal aliento, ayuda con la memoria y la concentración y mejora el estado de ánimo. Es diurética, antioxidante y alivia dolores de cabeza. El té de romero también es buenísimo para aliviar dolores articulares de músculos y huesos.

Salvia

La salvia, además de darle un gran sabor a tus comidas, proporciona gran alivio a las inflamaciones de garganta y boca, así como también ayuda mucho si tienes halitosis. A su vez, tiene propiedades estimulantes: activa la circulación de la sangre y mejora el sistema nervioso.

Tomillo

El tomillo es bien conocido por todos los cocineros del mundo, profesionales o no, ya que es un condimento ideal para carnes y algunas salsas. Pero además, esta hierba contiene timol, una sustancia natural que actúa como un potente antiséptico y que es muy bueno para la indigestión y los gases. Es ideal para saborizar y perfumar diferentes platos compuestos por carne e inclusive algunas salsas. Contiene un principio activo denominado timol, que actúa como un potente antiséptico y es muy bueno contra la indigestión y los gases.

Menta

El mojito no existiría sin ella, tampoco ese dentífrico que te deja ese sabor en la boca que tanto te gusta y ni hablar de los chicles y pastillas. Lo cierto es que además de estar presente en un montón de cosas que ingerimos a diario, la menta es ideal para aliviar malestares estomacales, indigestiones y la congestión nasal. Además, debido a sus propiedades antisépticas y expectorantes, alivia la tos con flema y la irritación de garganta.