¿Por qué los océanos amortiguan el cambio climático?

kuyh

Cuando pensamos en el calentamiento global, lo hacemos casi de forma inmediata en el dióxido de carbono. Fábricas humeantes, caños de escape y quemas de bosques, aparecen como fotografías en nuestros pensamientos. Pero quizá nunca se te ocurrió pensar que ese gas no solo queda en el aire.

El 2016 fue el año más caluroso de la historia y éste también puede serlo si no tomamos cuando antes las decisiones necesarias para imprimir un cambio real de paradigma energético, pero fundamentalmente cultural.

Los gases de efecto invernadero acumulan y retienen el calor en la atmósfera, haciendo que la temperatura promedio del planeta ascienda. Pero ese exceso de calor no solo está en el aire: más del 90% es absorbido por los océanos del mundo.

58cac8eb73635_crop

Recientemente, un estudio publicado en la revista Science Advances señaló que desde 1960 el océano ha aumentado 337 ZJ (zetajoules) de energía en forma de calor. Por eso, como señala uno de los autores: “El océano es la memoria de todo el cambio climático pasado”.

Estos valores son 13% más que las estimaciones anteriores, es decir que los océanos del mundo están acumulando calor a un ritmo veloz y peligroso.

Según el estudio, dirigido por científicos de la Academia de Ciencias de China, y del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, el calor ha aumentado en escala hasta 1980 y desde entonces se ha mantenido relativamente constante, involucrando capas más profundas del océano.

Aunque representan menos de la mitad del área oceánica del mundo, el Atlántico y el Meridional (u océano Glacial Antártico) son los océanos que mayor calor han acumulado, habiendo absorbido un 59% del calor; y la razón de esto podría estar en un sistema de corrientes oceánicas que circula dentro de ellos transportando el calor desde el Ecuador hasta los polos.

¿Por qué el calentamiento de los océanos genera inundaciones?
El aumento de las temperaturas en el agua puede generar la expansión en el océano (ya que el agua, al calentarse, se dilata). Eso, sumado con el derretimiento de los glaciares, podría explicar las inundaciones que están viviendo algunos países del mundo.

Además, el aumento de temperaturas en el océano incide sobre la flora y fauna marina; incluso se cree que es una de las principales causas de la decoloración masiva de los arrecifes de coral en todo el mundo, el organismo marino que es quizá el más vulnerable al cambio en las temperaturas.

Las altas temperaturas del agua también intensifican las tormentas, huracanes y ciclones, afectando a las comunidades costeras.

58cac8eba2b37_crop

Gracias a los océanos, las temperaturas no son tan elevadas como deberían ser, ya que actúan como un gran “colchón” del cambio climático al absorber el calor. Sin embargo, sus consecuencias no son menores y es importante que estemos informados para entender qué es lo que está sucediendo y por qué vemos al clima de nuestra ciudad cambiar tanto.

Si bien la manera de reducir la temperatura de los océanos es disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, los que ya hemos liberado tardarán años en eliminarse no solo del aire, sino también del agua.