Por qué se producen los calambres y cómo hacer para calmarlos

57335ff2766f0_crop

Los calambres se producen cuando un músculo se contrae sin intención de tensarlo y no es posible relajarlo, quedando rígido y generando dolor. Quienes más sufren de calambres suelen tenerlos en la parte posterior de la pierna o del muslo, y los cuádriceps; aunque también pueden producirse en los pies, manos, brazos y otros músculos del cuerpo.

Los calambres se producen cuando un músculo se sobrecarga o lesiona. No son algo exclusivo de los deportistas: pueden generarse en caso de que la persona se encuentre deshidratada, tenga bajo niveles de minerales como el potasio o el calcio, o también por otros factores como el alcoholismo, el hipotiroidismo, la insuficiencia renal o el uso de algunos medicamentos. También pueden generarse al estar mucho tiempo en una misma posición.

Con frecuencia,  los calambres también aparecen durante la noche, ya que el cuerpo no se encuentra completamente en reposo. Pueden ocurrir mientras dormimos a causa de un sobreesfuerzo que hemos realizado durante el día.

¿Cómo calmar un calambre?

5733615b3ee35_crop

Hidrátate

Si estás realizando alguna actividad física, detenla y bebe suficiente líquido. Las bebidas isotónicas también podrán ayudarte a recuperar los minerales perdidos. Además, es recomendable que descanses durante 24 horas, ya que si se trata de un agotamiento muscular podrías sobrecargar aun más el músculo o bien lesionarlo.

Aplica calor

5733615c21545_crop

El calor relaja el músculo durante el espasmo, pero el frío servirá cuando éste haya terminado.

Estira

Además, al tensionarse el músculo, lo más efectivo para calmar un calambre es hacer un correcto estiramiento y un masaje con un bálsamo de árnica o con aceite esencial de pino, romero o de tomillo; para lograr relajarlo y calmar el dolor.

Si el calambre es de pie o en la pantorrilla, siéntate o recuéstate. Flexiona los dedos del pie o pierna afectada hacia arriba y en dirección hacia su rostro. Al estirar, generarás que el sistema nervioso central envíe un mayor número de señales inhibitorias, reduciendo los espasmos musculares involuntarios.

Si el dolor continúa, puedes probar con estos antiinflamatorios naturales.

Otros consejos para evitar los calambres

573361fb8cbcb_crop

  • Bebe siempre agua antes, durante y después de realizar ejercicios
  • Realizar actividad física adecuada a nuestro estado físico para evitar las intensidades máximas y forzar nuestro cuerpo
  • Realiza estiramientos con regularidad
  • Consume alimentos con ricos en potasio y magnesio, como todo tipo de verduras, hortalizas, frutos secos y legumbres.
  • Evita los alimentos procesados o grasos
  • Usa ropa suelta en la zona donde sufres con frecuencia los calambres