Qué comer para estudiar, concentrarse y mantenerse despierto

57b7321c27110_crop

Estudiar o mantenerse por mucho tiempo concentrados en algún trabajo intelectual es un desafío para cualquier persona.

Todos los que lo han hecho saben que mantener la atención por mucho tiempo a un texto, comprenderlo y recordarlo luego es mucho más difícil de lo que parece.

Además, las épocas de exámenes son en sí mismos tiempos de estrés, y éste es un claro enemigo de la concentración. No puedes determinar cómo será el momento en el examen, sin embargo, puedes controlar algunos factores para llegar lo más preparado posible.

Uno de ellos es la alimentación: si eliges los alimentos correctos, puedes aumentar tu concentración, mejorar los procesos cognitivos, e incluso combatir el estrés al que puedes estar expuesto en momentos de presión.

1. Come liviano

57b729e8eeeef_crop

La clave para aprovechar el tiempo de estudio es comer liviano. Es importante que los alimentos sean nutritivos; pero que no insuman mucho esfuerzo para el estómago y el sistema digestivo, porque si éste trabaja intensamente necesita una mayor irrigación sanguínea, y es sangre de la que no dispondrá el cerebro.

Evita los alimentos muy procesados con grasas y harinas, como galletas o tortas. Elige las frutas, los vegetales frescos y los frutos secos.

2. Consume nueces, plátano y aguacate

57b7321bd7163_crop

Algunos alimentos son aliados naturales del rendimiento mental. Las nueces, por ejemplo, tienen un alto contenido de fósforo, ácidos grasos y omega 3, que ayudan al rendimiento del cerebro. Según la British Journal of Nutrition, mejoran también el pensamiento crítico.

El plátano, por su parte, además de tener un alto contenido de potasio y de vitamina C; aporta vitamina B6, que ayuda a la producción de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, asociados a la concentración.

Otro alimento saludable para el cerebro es el aguacate, que contiene grasas monoinsaturadas que mejoran la irrigación sanguínea y la comunicación neuronal.

3. Chocolate amargo

57b729e8aa6df_crop

Si tienes la tentación de comer chocolate mientras estudias, ¡no la evites!

El chocolate no es algo malo, todo lo contrario. Tiene sustancias que favorecen la concentración y ayudan a mantenerse alerta. Sin embargo, tiene que ser “chocolate de verdad”: con alto contenido de cacao, y en lo posible, amargo, sin demasiado azúcar agregado y sin leche, porque eso lo hace pesado y trabajoso de digerir.

4. No olvides tomar agua

57b7321c0d98e_crop

Estar bien hidratado es fundamental para que el cerebro pueda realizar correctamente todas sus funciones. Aunque es algo básico y se resuelve de forma muy sencilla, muchas veces lo olvidamos, y esto puede afectar la concentración, la memoria y el entendimiento.

Asegúrate de tener siempre un vaso o botella de agua sobre el escritorio y bebe un sorbo cada vez que te distraigas.