¿Qué es la ginecomastia?

ginecomastia

La ginecomastia es una condición en la que el tejido del seno del hombre, aumenta de forma notoria su tamaño. Ginecomastia literalmente significa “seno de mujer”. Este aumento de tejido comúnmente se produce en los períodos en que el hombre experimenta cambios hormonales, como la infancia, la adolescencia y la vejez.

Considere usted las siguientes estadísticas sobre la ginecomastia:
Aproximadamente el 65 por ciento de los adolescentes varones de 14 años tiene ginecomastia.
Los bebés pueden tener una forma transitoria de la enfermedad que está a menudo relacionada
con las hormonas maternas.
De los varones que tienen esta condición en la pubertad, aproximadamente el 90 por ciento
ten una regresión natural del tejido del seno.
¿Qué causa la ginecomastia?
Normalmente es una condición benigna (no cancerosa) que puede presentarse debido a muchos cambios hormonales diferentes, o la causa puede ser desconocida. Los cambios en las hormonas normalmente incluyen un aumento de los estrógenos o una disminución de los andrógenos (testosterona). Algunas veces, esta condición puede estar asociada con otras enfermedades que deben descartarse con el fin de hacer un diagnóstico. En algunas condiciones, incluyendo el cáncer del seno, las enfermedades del hígado, el cáncer de pulmón, el cáncer de testículos, los tumores de la glándula suprarrenal o de la glándula pituitaria, el uso de drogas, determinados síndromes congénitos (presentes al nacer), o trastornos o traumatismo tiroideos, la ginecomastia se presenta como un síntoma, en algunos casos.

¿Cuáles son los síntomas de la ginecomastia?

La ginecomastia es un aumento del tejido del seno. Existen diferentes clasificaciones de los grados de ginecomastia. Una de dichas clasificaciones es la siguiente:
Ginecomastia de grado I – se presenta un leve aumento del tejido del seno sin piel extra.
Ginecomastia de grado II – puede notarse un moderado agrandamiento del seno con o sin piel
extra.
Ginecomastia de grado III – un agrandamiento excepcional del seno con piel extra.
Los síntomas de la ginecomastia pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la ginecomastia?
Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la ginecomastia pueden incluir los siguientes:

Exámenes de sangre (incluyendo exámenes de la función hepática y estudios hormonales).
Exámenes de orina.
Consulta con un endocrinólogoun médico que se especializa en el funcionamiento de las
hormonas y la manera en que las hormonas afectan a múltiples órganos.
Mamografía – unos rayos X de baja dosis del seno.
Tratamiento de la ginecomastia:

El tratamiento específico de la ginecomastia será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
Qué tan avanzada está la enfermedad.
Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
Su opinión o preferencia.
La cirugía puede ser una opción para ayudar a eliminar el exceso de tejido. A menudo, si los síntomas de la ginecomastia aparecen por primera vez durante la pubertad, se aconseja esperar hasta dos años para permitir la regresión natural del tejido del seno. Su cirujano le ayudará a decidir si usted es un candidato para someterse a cirugía.