Razones para irte a vivir sola

vivir-sola

Si tu plan en la vida es formar una familia, entonces antes de hacerlo, date la oportunidad de vivir sola. Tendrás un invaluable aprendizaje en este tiempo y estarás mejor preparada para continuar con el resto de tu vida.

Aquí te dejamos las mejores razones para irte a vivir sola ahora que puedes:

 – Puedes convertir tu hogar en el espacio que quieras

Esta es una de las grandes ventajas que tiene el irse a vivir sola. Ya no tienes que compartir los gustos de tu familia, ahora tú eres la que decides cómo lucirán todos tus espacios. Pintar las paredes de colores brillantes, decorar con objetos reciclados, llenarlo de plantas… tú eliges, porque es tu propio espacio que no tienes que compartir con nadie más.

Además, si no te da tiempo de lavar los trastes o de tender la cama, nadie te va a decir absolutamente nada.

Organizador-de-zapatos-con-cajas-de-madera

– Tienes completa privacidad

Ahora sí puedes hacer lo que te plazca. Hablar por teléfono hasta el cansancio sin que nadie escuche tu conversación o incluso invitar a tu galán a pasar la noche contigo.

– Aprendes a cuidarte a ti misma y a priorizar

 

Al estar sola, aprenderás a cuidarte a ti misma, a tener mayor conciencia de los posibles peligros a los que estás expuesta. En 2 meses madurarás más de lo que lo has hecho en años, pues darás prioridad a cosas que antes no contemplabas; como pagar el recibo de agua en lugar de comprarte ropa y cosas por el estilo.

– Aprendes a resolver problemas tu sola

Al vivir sola aprendes a resolver todos los problemas que se te presenten sin ayuda de nadie. Adquieres habilidades que antes no tenías y descubres que puedes hacer cosas que no sabías.

– Aprendes a conocerte a ti misma

Al estar completamente sola, aprendes a conocerte, a darte cuenta de las cosas que te gustan y las que no, a divertirte sola, a valorarte más.

Completa-privacidad

– Pero siempre puedes llamar a tus seres queridos…

Eso sí, si necesitas compañía o quieres pasar tiempo con alguien, siempre puedes llamar a tus seres queridos e invitarlos a pasar una linda velada en tu propia casa.