Todo lo que debes hacer (y lo que No) en un trió sexual

Sin título-1-Recuperado

Desafortunadamente (o no) no todas las fantasías sexuales están hechas para cumplirse, y aunque un trío es considerado de las más populares entre la gente -especialmente entre caballeros-, tienes que pensar demasiado bien si estás dispuesto a llevarla a cabo o simplemente la dejas como eso: una fantasía que dejarás en tu mente para el momento que quieras excitarte.

El trío, swinger, orgía… y todos los casos en los que implica meter a otra persona en la relación sexual, se vuelve una fantasía por el hecho de tener intercambios sexuales con alguien nuevo, sobre todo a parejas con una relación de muchos años a las que les llama la atención probar algo diferente.

Te dejamos sus beneficios: este acto novedoso en tu rutina puede darte más de una alegría, pero procura que esto no te cueste el precio de romper con tu pareja.

Ahora piensa en sus posibles consecuencias: pueden hacer acto de presencia los celos, que alguno de los dos se pongan muy posesivos, inseguros y desconfiados; que te termine pintando el cuerno con esa tercera persona o alguien a quien conociste en la fiesta swinger. Como ves no todo son buenas consideraciones.

trio-sexual-como-plantearlo

 

¿Cómo saber si ella está preparada para un trío?

El tema ya lo han tocado y, aunque tu mujer te diga que sí, sabes perfectamente que lo duda.

Te dejamos este ejercicio para que pongas en práctica con ella (y contigo mismo) y sepan si de verdad está lista:

Piensa perfectamente todo el escenario, no solamente las partes divertidas y lo bien que la pasarías, sino ver cómo sería desde el principio: a dónde irían a conocer a la persona con que lo van a hacer, dónde lo harían y cómo sería ver que a tu pareja la están tocando. Y para entonces, haz un acto de sinceridad contigo mismo, ¿de verdad resistirás todo eso? Si la respuesta es sí, continua leyendo.

Listos para hacer un trío

Tú y ella ya están dispuestos a cumplir esta fantasía. Toma nota de qué hacer:

1. Tienen que decidir si el trío lo harán con hombre o con mujer y pensar en los pros y contras de cada uno.

2. Acuerden si va a ser con un conocido o con un extraño. Hay quienes prefieren ir a un lugar donde es popular que la gente va a conocerse para eso y buscan a alguien; si deciden invitar a una amiga o amigo, piensen en las posibles consecuencias de eso (hay quienes después de la experiencia ya no se quieren ver a los ojos, literal).

3. Platiquen claramente quién haría qué: un trío no es un todos contra todos, sino es un dos contra uno. Evita que en el momento no sepan qué hacer, así que toma en cuenta ¿qué te van a hacer?, ¿qué le vas a hacer?, ¿qué le vamos a hacer?

4. ¿Qué cosas van a prohibirse? Aunque suene raro, existen cosas que podrían molestarte y a ella también, son clásicos los reclamos de “la estabas besando más”, por qué dejaste que te hiciera eso”, como por ejemplo. Es mejor poner las reglas desde que lo platican.

Es la otra versión, que para muchos es la más segura o la más tranquila: el ser la tercera persona en el trío, es decir, vas con una pareja ya establecida o casualmente se juntan tres desconocidos, y así se pierde el problema de celos, inseguridad y todas esas cosas que podrían afectar a una pareja.