Tres mitos comunes sobre la congelación de óvulos

congela

El momento más adecuado para congelar los óvulos, la complejidad del proceso y la recuperación posterior, entre las dudas más frecuentes.

 

mitos_ovulos-kcdB-U213117467549XTH-560x420@MujerHoy

 

Estos son los tres falsos mitos sobre la congelación de óvulos que son populares y que aún siguen creyendo quienes no se han informado sobre el proceso:

1. Congelar los óvulos es como un seguro de vida para las mujeres que están llegando a los 40 años. Falso. Realmente la mejor edad para congelar los óvulos es antes de cumplir los 35 años, porque ese es el momento en el que los óvulos están en su mejor momento y a partir del cual la fertilidad femenina empieza a caer gradualmente. Este buen momento garantiza una mayor tasa de éxito en el momento en que vayan a ser utilizados.

 2. Es un proceso simple. Falso. No es tan fácil como se cree, y es un proceso que lleva varios pasos y consume tiempo. Primero necesitas una evaluación médica completa para actualizar la historia clínica y necesitas haber dejado de consumir todo tipo de anticonceptivos un mes antes. Luego tienes que inyectarte hormonas durante varios días y revisar la respuesta hormonal de tu cuerpo. En dos o tres semanas, dependiendo de la respuesta de tu cuerpo estarás lista para la extracción, que es un proceso que requiere cierto grado de sedación. Alrededor del 20 por ciento de los pacientes necesita un segundo intento.

3. La recuperación también es sencilla. Falso. La primera semana puede ser realmente incómoda porque los ovarios están inflamados y puedes sentirte como una pelota. La mayoría de los médicos recomienda evitar la práctica de ejercicio durante algunas semanas.