Un exceso de mareos en la media edad puede ser un indicio de demencia en el futuro

portada el valor

Los síntomas del exceso de mareos

Los-síntomas-del-exceso-de-mareos-500x334

Un mareo es una sensación subjetiva, con muchas posibles interpretaciones y diferentes formas de producirse. Se dice que hay tantas clases de mareos como personas.

Aunque normalmente se trata de la sensación de que la persona gira o de que giran los objetos del entorno, suele deberse a la asimetría del sistema del oído interno (también llamado aparato vestibular).

También puede deberse a una mala función de la conexión de las vías de este aparato con el sistema nervioso central.

El mareo es una de las causas más comunes de la presencia de pacientes ambulatorios.

En muchos casos tiene la intensidad adecuada como para requerir la intervención médica. Asimismo, más de la mitad de los pacientes con mareos presentan claros síntomas de vértigo.

Clasificación de los mareos

Los mareos pueden clasificarse en:

  • Vértigos. Se caracterizan por la sensación de giro, ya sea de la propia persona o de los objetos que la rodean. Normalmente se trata de descompensaciones en el aparato vestibular.
  • Desequilibrios. En este caso es una limitación para mantener o controlar el equilibrio, que puede darse al estar de pie o al andar. Hay una inseguridad al caminar, sin la sensación de giro del caso anterior.
  • Percepción de posible desvanecimiento. Es la sensación de una inminente pérdida de conciencia, que suele venir acompañada de debilidad en las piernas, palidez o visión borrosa.

En ocasiones se debe a la lipotimia, causada por una bajada en la tensión arterial.

  • Mareos fisiológicos. Los síntomas están originados por la estimulación visual, o bien la vestibular. Son estímulos intensos de los sentidos. El ejemplo más evidente es el vértigo a la altura.
  • Mareos psicofisiológicos. Son diferentes a las categorías anteriores, ya que se trata de mareos con una alteración de ámbito psicológica.

Tratamiento del exceso de mareos

Hay diferentes alternativas terapéuticas para pacientes que tengan exceso de mareos o vértigo. Se pueden agrupar en:

  • Tratamientos de carácter farmacológico, ya sea sintomático o etiológico.
  • Tratamiento para la rehabilitación vestibular, llamado Kinesiológico.
  • Acciones para reponer y liberar partículas, lo que se llama tratamiento del vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB).
  • Tratamiento quirúrgico. Son procesos para intervenir los sectores del oído interno que generan la asimetría de la función vestibular.

La demencia senil: síntomas

La-demencia-500x334

Se utiliza la palabra “demencia” para describir una serie de síntomas que perjudican el funcionamiento normal diario y afectan a diferentes facetas de la persona, como la memoria, el pensamiento y las habilidades sociales.

Algunas causas que pueden influir en la aparición de la demencia senil son:

  • La depresión
  • El exceso de mareos en la edad mediana
  • El hipotiroidismo
  • Una insuficiencia de vitamina B12.

Aunque no hay cura para la demencia senil, sí existen diferentes tratamientos que pueden ayudar con los síntomas. Entre estos síntomas comunes encontramos:

La pérdida de memoria

Aunque las personas mayores tienen propensión a olvidar cosas, quienes padecen demencia senil tienen más dificultad de recordar eventos muy recientes, el nombre de objetos e incluso el de sus familiares.

Cuando la pérdida de memoria es tal que la persona no puede realizar sus actividades diarias, es precisa la atención sanitaria.

Decaimiento en los hábitos

Un descuido habitual de la higiene diaria y los hábitos de vestir (incluso puede haber dificultad para ponerse la ropa) pueden ser síntomas muy reconocibles de la posible existencia de demencia senil.

Dificultades para utilizar el lenguaje

Es bastante frecuente de que las personas con demencia senil no encuentren, al hablar, la palabra adecuada. Incluso puede haber alteración o enojo por parte del paciente.

El decaimiento en la capacidad de utilizar el lenguaje puede llegar al nivel de que la persona sea incapaz para comunicarse verbalmente.

Llegados a esta etapa, la persona solo se comunicará por gestos y expresiones faciales, con el lenguaje no verbal.

Mareos-500x334

Otros signos de confusión

Cuando una persona desarrolla demencia suele sufrir confusión respecto al espacio, al tiempo y al contexto temporal.

No entienden dónde se encuentran en ese momento, olvidan direcciones, confunden espacios… También puede suceder que paseen y hayan olvidado la forma de regresar a casa.

Asimismo, también es frecuente que presenten cambios de personalidad y de comportamiento.