Una bolsa de dormir ¡que además es una carpa!

56d733d6e5064_crop

Quienes disfrutan de viajar, acampar al aire libre y estar en contacto con la naturaleza, saben que la tienda de campaña puede ser uno de los elementos más pesados e incómodos para cargar en la mochila. Más aun si se trata de una sola persona, y si el viaje planeado implica ir cambiando de lugar de acampe para conocer diferentes paisajes durante el recorrido.

Si los sitios que se van a visitar tienen, además, bajas temperaturas y alto porcentaje de humedad, pueden generar incomodidad y molestias al viajero. Pero afortunadamente existen muchas opciones, cada vez más prácticas, para hacer del viaje una experiencia muy confortable.

A los inventos como la Tentsile, una carpa colgante que permite evitar la humedad del suelo característica de una tienda, o las carpas modulares, que pueden modificarse según las preferencias del viajero, se suma el modelo Polarmond “All in One”, que te permite disponer de una bolsa de dormir que además sirve a modo de carpa, para estar cómodo y resguardado sin cargar una tienda pesada ni perder mucho tiempo en el armado.

El diseño, creado por científicos de los Laboratorios Federales Suizos para la Ciencia de los Materiales y Tecnología (EMPA), está elaborado siguiendo la misma lógica que usan los astronautas, y que consiste en la superposición de distintos materiales para lograr un aislamiento perfecto.

56d733d76046c_crop
Este innovador modelo pesa alrededor de 4 libras, y es capaz de resistir hasta 30° bajo cero, mientras el ocupante descansa en el interior con una temperatura de alrededor de 25° gracias al aprovechamiento del propio calor de su cuerpo.

Las paredes de la tienda de campaña están formadas por varias capas que crean una especie de sándwich, inspirado en los trajes espaciales. Una de ellas crea una especie de dormitorio interno en forma de túnel con una colchoneta cómoda. La segunda capa de aislamiento sintético mantiene el calor; una tercera, detiene la humedad; y la última membrana impermeable y transpirable exterior protege y aisla del viento y la lluvia. También cuenta con una abertura de ventilación que se controla con un cierre tradicional, que permite expulsar el exceso de humedad interno.

De esta manera, cualquier persona puede dormir al aire libre en invierno sin necesitar una carpa resistente y un saco de dormir térmico. Además, este modelo tiene tres variantes; una de las cuales incluso contiene un espacio extra para guardar el equipaje.